Presidente de España afirma que comienzan a ver la luz al final del túnel

El país tiene 11,744 muertes y más de 124,000 infectados.

Por AP

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, aseguró el sábado que su nación –devastada por la pandemia del coronavirus, con 11,744 muertes y 124,736 infectados– comienza a ver la luz al final del túnel.

Sánchez informó que, si la actual ralentización en el brote continúa, entonces España está camino a reducir sus casos de COVID-19. España tiene registradas 34,219 personas recuperadas del COVID-19.

España está al nivel de Italia como uno de los países con más infecciones, después de Estados Unidos.

En un discurso televisado a la nación, Sánchez dijo que España está por reducir la propagación del virus e imploró a los ciudadanos a hacer más sacrificios durante la crisis. Además, aseguró que España está aplanando la curva en la tasa de infecciones, pero que necesita hacer más para continuar avanzando.

Te podría interesar…

"Los datos pronostican que estos días, una vez superado el pico, estamos en condiciones de doblegar la curva de la expansión de la epidemia", dijo Sánchez, citado por la agencia Europapress.

Sánchez aprovechó el discurso para anunciar que hablará con el Parlamento para extender el estado de emergencia otras dos semanas para combatir la pandemia del nuevo coronavirus. España ha estado bajo cuarentena desde el 14 de marzo y el estado de emergencia está programado para acabar el 12 de abril. La extensión de dos semanas lo alargaría hasta el 26 de abril para un total de seis semanas bajo cuarentena.

"Necesitamos mantener las medidas dos semanas más. Comprendo lo difícil que es prolongar dos semanas más este esfuerzo y sacrificio", afirmó Sánchez, según Europapress.

El líder del principal partido de la oposición ya dijo que apoyará al gobierno cuando le pida al Parlamento la extensión en una sesión de esta semana. Será la segunda extensión que Sánchez solicita.

Las estrictas limitaciones que obligan a la gente a quedarse en casa con la excepción de salidas para comprar alimentos y medicamentos, así como el cierre de industrias no esenciales, han ayudado a España a reducir su ritmo de contagio, que estaba por arriba del 20% la semana pasada a 6% el sábado.

Sánchez advirtió que cuando se alivien las restricciones será de forma gradual y que todavía se desconoce cuándo se regresará a las actividades normales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo