Argentina cierra todas sus fronteras por COVID-19

El gobierno ordenó a la población que se aísle para ayudar a contener el coronavirus

Por AP

Argentina, donde hay 576 infectados y 13 fallecidos a causa del nuevo coronavirus, cerró el viernes sus fronteras, por lo que tampoco pueden ingresar los ciudadanos o residentes que están en el exterior. La medida estará vigente al menos hasta el 31 de marzo. Están exentas las personas en tránsito aéreo o sanitario y el transporte de mercaderías.

Por otro lado, el país sudamericano es unos de los 10 elegidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para probar terapias contra el COVID-19. El ministro de Salud, Ginés González García, dijo a la prensa que se participará en un primer ensayo clínico mundial. Agregó que tres argentinos se encuentran en tratamiento con hidroxicloroquina, una droga propuesta por Francia que se usa contra la malaria, el lupus y tiene capacidad antiinflamatoria.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, indicó que se trabaja a contrarreloj para mejorar la distribución de respiradores, medicamentos e insumos ante el previsible incremento de casos en los próximos días.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad informó que desde que se dispuso la cuarentena general el 20 de marzo fueron detenidas 6.191 personas y se secuestraron 938 vehículos.

La noche del jueves una treintena de reconocidos músicos argentinos de folklore, tango y rock cantaron en una suerte de recital virtual el popular tema “Como la cigarra” para acompañar a sus compatriotas en medio de la cuarentena.

En un video que se difundió en varios canales de televisión Lito Vitale, León Gieco, David Lebón, Pedro Aznar, Victor Heredia, Luciano Pereyra y Jairo, entre otros, interpretaron el tema de la poeta y compositora musical argentina María Elena Walsh que comienza con la estrofa: “Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí resucitando”.

La iniciativa partió de la organización no gubernamental Red de Solidaridad Argentina como una forma de unir a los ciudadanos. El presidente Alberto Fernández la consideró una “caricia al alma".

El video se transmitió minutos antes de que se produjera el coro de aplausos al que todos los días se unen, a las 9 de la noche, miles de personas para mostrar su apoyo al personal médico.

En Colombia, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció una ofensiva para adquirir lo antes posible equipos médicos, medicamentos y productos de higiene para afrontar y contener la pandemia que ha dejado hasta el momento 491 contagiados y seis fallecidos.

Pese a que en Colombia hay unos 12.000 hospitales, la víspera el presidente Iván Duque informó que las fuerzas militares están adaptando carpas con unas 1.800 camas en caso de que aumenten los contagios. También se habilitaría un hotel que es propiedad del Ministerio de la Defensa que tiene más de 300 habitaciones.

En tanto, Migración Colombia informó que 130 ciudadanos extranjeros fueron sorprendidos violando el aislamiento obligatorio, de los cuales 37 fueron deportados, 49 expulsados y 44 obligados a salir del país. No dio a conocer sus nacionalidades.

Chile informó 304 nuevos casos por lo que la cifra nacional se elevó 1.605 contagiados y cinco fallecidos. La subsecretaria de Salud, Paula Daza, precisó que 52 personas se encuentran en estado crítico.

Tras el fuerte incremento de los contagiados el gobierno impuso una cuarentana total a dos ciudades del sur, que se sumaron al aislamiento total de siete barrios de Santiago de Chile que concentran centenares de casos.

Desde Venezuela, el ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, anunció que ordenó a la industria militar cambiar su línea de producción para la confección de tapabocas, mantas hospitalarias y monos quirúrgicos, ante la emergencia generada por el coronavirus que ha dejado un fallecido, 107 contagiados y amenaza con generar graves consecuencias en la nación suramericana golpeada por una severa crisis económica y social.

San Cristóbal, la empresa minera más grande Bolivia y propiedad de la japonesa Sumitomo, informó en un comunicado que suspendió la producción y exportación de zinc, plomo y plata “para evitar la propagación del COVID-19”. La compañía produce el 2,5% del Producto Interno Bruto de Bolivia y emplea a 2.500 personas. La suspensión de operaciones supondrá pérdidas para el país y la compañía, reconocieron las autoridades.

En Bolivia, donde también rige una cuarentena total y obligatoria, los contagiados subieron a 61. Funcionarios sanitarios del mayor hospital público de La Paz reclaman a las autoridades por la falta de equipos de bioseguridad. El ministro de Salud, Aníbal Cruz, admitió que el gobierno hace lo posible para dotar a los hospitales.

En Ecuador, la secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, actualizó las cifras y dijo que hay 1.595 contagiados, 36 fallecidos y 2148 casos sospechosos. La provincia del Guayas sigue siendo el epicentro de la enfermedad con 1.175 casos.

En la mayoría de la gente el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todos los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves e incluso la muerte.

La pandemia ha infectado a más de 566.000 personas y causado la muerte a más de 25.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo