NCF no se ha planteado un escenario catastrófico

La capacidad de la morgue del Negociado de Ciencias Forenses es de hasta 1,500 cadáveres con los contenedores

Por Sadot Santana Miranda

Aunque aseguró que el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) cuenta con una capacidad de unos 1,500 espacios para cadáveres, la comisionada María Conte reconoció ayer que desconoce si ese número será suficiente para enfrentar un escenario catastrófico en medio de la pandemia del coronavirus, COVID-19.

“Me parece que no va a haber una cantidad de muertes [como en otros países] o yo espero que no. El ritmo que ha habido hasta ahora de fallecidos no apunta hacia eso. Se están tomando unas medidas de control que parecen ser efectivas, pero lo que te digo es que es muy difícil anticipar el comportamiento del virus, de la transmisión, del contagio y de la cantidad de fatalidades”, señaló Conte en entrevista con Metro.

Explicó que, al momento, el Negociado tiene a su disposición alrededor de 70 espacios disponibles para el resguardo de cadáveres y unos seis vagones refrigerados con espacio para otros 280 cuerpos con sus respectivas bandejas y anaqueles.

Adicional a eso, Conte sostuvo que también cuentan con los 1,000 espacios disponibles en las morgues de las funerarias del país y unos 100 a 200 espacios en los hospitales. En ese sentido, la funcionaria no vislumbra al momento que se utilice una instalación adicional para el resguardo de cadáveres en medio de la emergencia como han tenido que hacer países como España en donde la ciudad de Madrid convirtió una pista de patinaje de hielo en una morgue debido al alto volumen de muertes por el COVID-19.

“Tenemos un plan de desastre en masa, que no esperamos tener que ponerlo en práctica en esta situación… Pero ciertamente, uno tiene que estar preparado ante un aumento súbito de fallecimientos”, indicó. Agregó que el plan de desastres en masa contempla la adopción de un proceso expedito al examinar los cadáveres. La otra alternativa, según la funcionaria, es certificar la muerte mediante documentación en aquellos casos donde no se tenga que examinar el cuerpo.

Conte tampoco tiene una proyección de cuántas personas fallecidas podrían atender si estas aumentan exponencialmente a causa del temible virus.

“¿Le ayudaría al NCF que el Departamento de Salud tenga una proyección de contagios para que puedan tener un panorama más claro sobre los casos que podrían atender?”, preguntó este rotativo a la funcionaria.

“Bueno, claro, una proyección podría ayudar, pero aun así ‘contagios’ no significa ‘fallecimiento’… Lo que yo puedo hacer es prepararme y estar lista como lo estamos haciendo, y con la esperanza de que no ocurra”, afirmó Conte.

Tres pruebas más de COVID-19 a cadáveres

Entre el martes y ayer, el NCF realizó pruebas de coronavirus a tres cadáveres, incluido el de un menor de tres años y nueve meses que falleció en su hogar con síntomas similares a los del COVID-19. Las otras dos pruebas corresponden a una mujer de 84 años que falleció en su hogar y que sufría de dificultad respiratoria, y una mujer de 72 años que murió en el Hospital Cardiovascular, informó Conte.

Se espera que los resultados de esas pruebas se conozcan “en los próximos días”, según la funcionaria.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo