Bancos podrían denegar solicitudes de moratoria

El director de Aafaf indicó que los planes de pago se trabajarían caso a caso

Por Manuel Guillama Capella

La concesión de una moratoria en el pago de hipotecas o préstamos no se otorgará automáticamente a aquellos que lo soliciten a raíz del estado de emergencia, admitió el director ejecutivo de la Autoridad para Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Omar Marrero.

“No es una suspensión automática en todos los préstamos. Si lo miras por el otro lado, tiene un efecto que afectaría a la institución. Si todas las personas dejan de pagar sus préstamos eso afectaría a las instituciones financieras, los bancos y cooperativas, y luego afectaría la economía. Aquellas personas que necesiten ese respiro porque no cuentan con sus ingresos en este momento tienen esa moratoria. Aquellos que puedan continuar (pagando) sin que represente un problema mayor, lo trabajarían directamente con su institución hipotecaria”, explicó Marrero.

¿Quién solicite una moratoria recibirá la moratoria?, se le preguntó al jefe de Aafaf.

“Siguiendo el proceso que establecen los distintos bancos, porque no es un asunto automático”, respondió el también representante de la gobernadora Wanda Vázquez ante la Junta de Control Fiscal.

Según anunció Vázquez en un mensaje televisado esta tarde, los principales bancos acordaron con el gobierno conceder una moratoria de 90 días en el pago de hipotecas, préstamos de autos, personales y comerciales, así como de tarjetas de crédito. La mandataria especificó que las moratorias aplicarían tanto a bancos comerciales como a cooperativas de ahorro y crédito.

Marrero dijo a Metro que, una vez concluya la moratoria, el nivel de pagos que deberá realizar un cliente será determinado por el acuerdo que alcance con el banco.

“Hay instituciones que lo trabajan de distintas maneras. Normalmente no significa que la persona va a tener que hacer doble pago, porque la realidad es que pocas personas van a poder hacer eso. Eso no se trabaja de esa manera, lo que se trabaja es a través de un plan de pago que extiende el periodo del préstamos o se distribuye (el pago) a través del término. Cada caso es particular. Lo que se pudo lograr es que comenzó esa conversación con bancos y cooperativas”, señaló Marrero.

De acuerdo con el funcionario, el periodo de 90 días se comienza a contabilizar una vez el banco concede la moratoria.

“Luego de (el huracán) María pasó algo similar. Lo que se hizo fue que se atrasó, no se cancela o condona el pago. Tampoco es que en el cuarto o quinto mes, cuando se reinician los pagos la persona tiene que hacer todos los pagos de cantazo. Estos mecanismos son programas de moratoria que se trabajan directamente con las instituciones hipotecarias”, subrayó Marrero.

La vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos, Zoimé Álvarez, se encontraba reunida, según su oficial de prensa, por lo que no estuvo disponible para explicar qué criterios utilizarían las instituciones financieras para aplicar la moratoria ni de qué manera se reanudarían los pagos al concluir el periodo de tres meses.

Incentivo a empresas que continúen pagando

Por otra parte, Marrero indicó que, dependiendo de cómo apliquen a Puerto Rico la legislación federal para dar asistencia a las empresas, el gobierno podría optar por crear alivios contributivos a patronos que continúen pagando a sus empleados que no puedan laborar por el cierre decretado mediante orden ejecutiva para contener el avance del Covid-19.

“Hasta ahora todo apunta que (los alivios) se van a incluir en el paquete y va a ser extendido a Puerto Rico. En caso de que por enmiendas de último momento no se dé (el incentivo) o no sea suficiente, hemos evaluado e identificado la necesidad de posiblemente crear un mecanismo, no necesariamente igual al federal, pero similar, de forma que se le pueda dar cierto alivio a las empresas que retuvieron sus empleados en estos momentos y le pagaron el salario”, sostuvo Marrero.

Loading...
Revisa el siguiente artículo