Bacardí ayuda a producir desinfectante de manos

El etanol permitirá la producción de más de 1.7 millones de unidades de 10 onzas de desinfectante

Por Metro Puerto Rico

Un cambio en la producción de Bacardí, la destilería de ron premium más grande del mundo está ayudando a suministrar el etanol necesario para producir los desinfectantes para manos que tanta demanda tienen como resultado del COVID-19.

La destilería Bacardí Corporation en Cataño, donde se produce más del 80 por ciento de los rones de la compañía, se ha asociado con el fabricante con sede en Puerto Rico Olein Recovery Inc. para proporcionar la materia prima que permitirá la producción de más de 1.7 millones de unidades de 10 onzas de desinfectante para las manos. Con un 70 por ciento de alcohol, estos productos están en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para contener la propagación del virus.

Se donarán a las comunidades locales más de medio millón de unidades de 10 onzas del desinfectante de manos que se produzca en asociación con Bacardí. Temprano por la mañana, Bacardí comenzó a distribuir de forma gratuita los desinfectantes para las manos que se fabricaron con el etanol que proporcionó la destilería Bacardí, junto con los desinfectantes que produjo Olein a los trabajadores del servicio postal de los Estados Unidos, los bomberos y los policías. La compañía planifica expandir la distribución la próxima semana a organizaciones sin fines de lucro, incluidos Fondos Unidos (United Way). Los empleados y contratistas de Bacardí también recibieron el producto de forma gratuita, ya que la salud y la seguridad de las personas siempre es lo más importante para esta empresa familiar.

“Esta es una empresa familiar, y sabemos lo que significa atender a una comunidad necesitada”, dice José Class, vicepresidente a cargo de la Cadena de Suministros y Manufactura, para Bacardí en Latinoamérica y el Caribe. “En los 158 años de Bacardí, hemos vivido tiempos difíciles y aprendido que la resiliencia, el optimismo y los lazos con la comunidad son lo que nos ayudará a salir adelante más fortalecidos”.

El cambio temporal en la producción comenzó el 17 de marzo, y continuará, según sea necesario. Esta acción de emergencia no interrumpirá la producción ni el suministro del ron BACARDÍ, el ron más premiado del mundo.

“Estamos extremadamente agradecidos con Bacardí por ajustar su producción para proporcionarnos la materia prima necesaria para aumentar la producción de los desinfectantes que necesitamos para ayudar a mantener a la gente de Puerto Rico segura”, dice Jorge González, presidente de la refinería Olein Recovery Inc.

La responsabilidad corporativa siempre ha sido una prioridad para Bacardí. El fundador de la compañía y creador del ron BACARDÍ, Don Facundo Bacardí Massó, comenzó esta tradición en 1862 cuando se ofreció como el principal organizador de ayuda en caso de desastres en su ciudad natal de Santiago de Cuba después de un terrible terremoto. Desde entonces, la familia y la compañía Bacardí han mantenido su compromiso de ayudar en momentos de necesidad. Después del impacto devastador del huracán Dorian en las Bahamas a principios de este año, se donó $1 millón en efectivo y otro tipo de asistencia para los esfuerzos de ayuda y recuperación ante desastres. En 2017, a raíz de la destrucción que causaron los huracanes Irma y María, así como por los terremotos en México, Bacardí comprometió $3 millones para los esfuerzos de ayuda en Puerto Rico, Florida, el Caribe, México y Las Bahamas. En los últimos años, Bacardí también ha hecho donaciones para ayudar a organizaciones que apoyan los esfuerzos de ayuda en el sudeste asiático, China, Australia, Italia, Haití, Cuba, Brasil, Chile y Estados Unidos.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo