Urgen medidas contra el COVID-19

Expertos en Salud Pública y Medicina hacen llamado a acción de la sociedad de quedarse en casa y seguir recomendaciones de higiene en busca de provocar que haya menos contagios

Por Lyanne Meléndez García

Si en Puerto Rico no se respetan las medidas de distanciamiento social e higiene contra la pandemia de  COVID-19, podrían ocurrir hasta 20,000 muertes por este coronavirus.

Así trascendió en un encuentro de diversos expertos en Salud Pública y Medicina con los medios. Allí, Nabal Bracero presidente de PROGyn, que trabaja la salud materno-infantil, hizo el estimado al señalar las consecuencias para el país entero “si no cambiamos nuestro modelo de actuar como sociedad, de actuar como sistema médico y de actuar como sistema gubernamental”.

“Se discutió un estudio británico en la Casa Blanca donde se recalcularon las tasas de mortalidad. Si no hacemos todo lo que se está discutiendo aquí, incluyendo el lockdown y se habla de 2.2 millones de muertes secundarias al virus en los Estados Unidos… Si uno dice que Estados Unidos tiene 327 millones de habitantes, y nosotros tenemos como 3.2 millones, si uno extrapola eso a Puerto Rico y no hacemos lo que tenemos que hacer, estamos hablando de más de 20,000 muertes”, detalló Bracero.

Reflexionó que “lo que estamos enfrentando no es cáscara de coco, pero para ponerlo en números, estamos hablando de más de 20,000 muertes potenciales”.

En el encuentro, también participaron la excirujana general de Estados Unidos, Antonia Novello; el expresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Neumología, Luis Nieves Garrastegui; la presidenta de Voces, Lilliam Rodríguez; la especialista en emergencias Ana Medina; y la asesora legal Linette Sánchez. Todos reclamaron la importancia de que haya más pruebas disponibles, de que no haya un intermediario entre las decisiones de los médicos en torno a hacerse pruebas y urgieron al distanciamiento social.

Novello afirmó que, igualmente, no habrá 3.2 millones de pruebas para examinar a todos los puertorriqueños, por lo que insistió en medidas de protección. “Esto es lo que podría suceder si no damos atención a lo que está pasando. Me quito el sombrero ante la señora gobernadora porque cerró esto antes que Estados Unidos cerrara sus propios estados”, precisó la excirujana federal. Incluso, dio como ejemplo que si 10,000 personas se contagiaran en Puerto Rico, entonces se debe estimar que habrá 2,000 hospitalizados, 500 necesitarán ventilador, y un 5 %, cuidado intensivo. Sin embargo, ayer trascendió que en Puerto Rico hay solamente alrededor de 345 ventiladores. “Hay que preparar un hospital para poner a todos los que vamos a separar, no se puede hacer de momento”, expuso Novello.

Recordó que por cada persona muerta, se estima que hay 800 personas infectadas. “No se asusten con los números, pero si no se hace lo que se tiene que hacer, esto se convertiría en una realidad”, añadió la experta.

Bracero, por su parte, recordó que “no hay un sistema de salud paralelo para COVID-19.El sistema de salud que está sirviendo a los pacientes nuestros es lo que va a servir para el COVID-19. Si la sociedad no nos ayuda, si el lockdown no se practica, si la gente no se queda en las casa, nosotros vamos a colapsar y no va a haber quien haga las cirugías”.

“Los compañeros que están poniendo las líneas centrales a los pacientes de intensivo con sospecha de  coronavirus son los mismos que hacen apendectomía y son los que salvan la vida a un paciente con cáncer. Así que ese mismo sistema va a colapsar”, agregó el ginecólogo al recalcar la necesidad de más pruebas disponibles.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo