El país se encierra ante coronavirus

Por al menos las dos próximas semanas, la ciudadanía solo podrá salir a la calle para realizar labores esenciales

Por Metro Puerto Rico

Al apuntar a ciudadanos que “no han asimilado la importancia y seriedad de la amenaza”, la gobernadora Wanda Vázquez decretó ayer un toque de queda entre 9:00 p. m. y 5:00 a. m. que se extenderá hasta el 30 de marzo, en busca de detener el avance del coronavirus, infección con la que hasta ayer había cinco personas contagiadas en la isla, de acuerdo con los datos oficiales.

Como parte de la orden ejecutiva que eleva las restricciones del estado de emergencia, la mandataria igualmente prohibió la apertura de la mayor parte de los comercios. Las únicas excepciones a esta disposición serán los negocios de venta de comida preparada que tengan servicio de servicarro, carry out o delivery, comercios dedicados a la venta de equipo médico o medicamentos, farmacias, supermercados, gasolineras, centros de cuido de ancianos, e instituciones financieras, así como aquellos que formen parte de la cadena de distribución de alguno de estos bienes.

El decreto, asimismo, ordena específicamente el cierre total de centros comerciales, cines, discotecas, salas de conciertos, teatros, salones de juegos, casinos, parques de atracciones, gimnasios, bares y cualquier espacio similar que “propicie” la reunión ciudadanos en el mismo lugar.

Incluso, durante el periodo fuera del toque de queda, entre 5:00 a. m. y 9:00 p. m., el movimiento estaría restringido a actividades como la compra de productos básicos, asistir a citas médicas, el cuido de personas vulnerables o visitas a bancos. Del periodo de veda, en tanto, estarán exentos aquellos que deban estar fuera de sus hogares por razones de trabajo o en caso de emergencia.

Aplanar la curva

“En qué momento nuestro sistema de salud quede comprometido o colapsado es una cosa imprecisa, porque tenemos que ver todos los recursos que tenemos. Pero más importante que eso es la curva de casos que están ocurriendo a la vez. Es lo que hemos tratado de hacer con las medidas preventivas, disminuir el crecimiento exponencial de los casos, de forma que, en vez de estar los hospitales abarrotados de pacientes, podamos ir tratándolos poco a poco”, dijo a Metro la secretaria interina de Salud, Concepción Quiñones de Longo.

La funcionaria precisó que, en el más extremo de los casos, el Departamento de Salud tendría capacidad para procesar hasta 150 pruebas diarias.

En entrevista por separado, la gobernadora Vázquez indicó que la Guardia Nacional habilita en el aeropuerto Luis Muñoz Marín un espacio para realizar estudios de cernimiento a pasajeros recién llegados.

Quiñones de Longo aclaró que estas pruebas se harían únicamente a personas que vayan referidas por un médico, para evitar una sobrecarga.

“Si las pruebas aumentan porque personas que van al médico están recibiendo órdenes y supera la capacidad que tenemos, esas muestras de personas asintomáticas se estarían recogiendo a través de un laboratorio de referencia y se enviarían a Estados Unidos, dejando el laboratorio nuestro para trabajar con las personas más enfermas que están hospitalizadas”, dijo al precisar que, al momento, se negocia un contrato con el laboratorio Quest.

A la espera de FEMA

A pesar de que la orden ejecutiva no brinda mayores detalles sobre protecciones a empleados de la empresa privada, Vázquez señaló que las leyes laborales vigentes establecen la posibilidad de que patronos y trabajadores lleguen a acuerdos sobre la reposición de horas o días. Una opinión legal de la secretaria del Trabajo, Briseida Torres, no obstante, deja claro que los patronos no están en la obligación de acoger la propuesta de un empleado.

Vázquez, igualmente, sostuvo que la declaración de emergencia emitida por el presidente Donald Trump abre la puerta a que empresas afectadas reclamen a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por las pérdidas sufridas. Sin embargo, no especificó de qué forma, si alguna, los empleados se podrían beneficiar.

“Lo estoy trabajando para ver cuáles son las condiciones que va a dar el presidente para que ellos puedan recobrar la pérdida”, dijo.

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, señaló que, para poner en vigor el toque de queda, los agentes trabajarán turnos de 12 horas y también saldrá a la calle el personal que al presente se dedica a funciones administrativas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo