El Costa Luminosa enfrentaría trabas para regresar a Puerto Rico

El crucero italiano trajo a bordo a los primeros casos registrados de coronavirus en la isla

Por Manuel Guillama Capella

La omisión del crucero Costa Luminosa, al no informar a las autoridades previo a atracar en San Juan que entre sus pasajeros se encontraba una turista con síntomas de coronavirus, le podría perjudicar si en un futuro quisiera regresar a la isla, admitió el director de la Autoridad de Puertos, Joel Pizá.

“La experiencia con esta línea de cruceros nos invita a revisitar unos diálogos bien serios si decidieran volver a Puerto Rico, estando en estas crisis o en otra. Es una cuestión de confianza, creo que debemos tener ese diálogo”, dijo Pizá sobre la embarcación perteneciente a la línea Costa Cruises.

El Costa Luminosa atracó en Puerto Rico el domingo 8 de marzo con más de 1,400 pasajeros a bordo. Entre ellos se encontraba una turista italiana de 68 años, quien mostraba síntomas asociados al coronavirus, y fue la primera persona en la isla a quien se le practicó la prueba diagnóstica.

Unos días después, la mujer y su esposo, de 70 años, estuvieron en el grupo de las primeras cuatro personas diagnosticadas con el Covid-19 en Puerto Rico.

En el Costa Luminosa viajaban sobre 1,400 pasajeros, de los cuales sobre 95% desembarcaron en el Viejo San Juan.

El pasado sábado, en tanto, otro turista italiano infectado con el coronavirus falleció en las Islas Caimán, adonde llegó a bordo del Costa Luminosa, mientras que ayer el crucero se detuvo de emergencia en Islas Canarias para que se le diera atención médica a dos pasajeros.

Según Pizá, Puertos ha compartido toda la información disponible con la Guardia Costera para que la entidad federal decida qué acción tomar contra el crucero italiano, a cuyo capitán la directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos, entregó una placa como reconocimiento de su primer viaje a la isla.

Por otra parte, Pizá indicó que a partir de hoy la Guardia Nacional comenzaría a habilitar las carpas en el aeropuerto Luis Muñoz Marín en las cuales se les tomaría la temperatura a todos los pasajeros que aterricen.

Lo mismo se haría en los aeropuertos de Aguadilla, Ponce, Isla Grande y Ceiba, donde solo aterrizan vuelos domésticos.

Según Pizá, el cernimiento que se realizará en el Luis Muñoz Marín, y que debería comenzar a mediados de esta semana, se hará con la colaboración del Departamento de Salud, la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) y la compañía Aerostar, administradora del aeropuerto.

A pesar de que desde hace semanas las autoridades federales han anunciado la práctica de “screenings” a los pasajeros que llegaran al aeropuerto, han sido múltiples las denuncias de que estas no se estaban realizando.

“Ningún estado, ni el gobierno de Puerto Rico o los territorios puede detener el espacio aéreo, solamente lo puede hacer el FAA, el DOT (Departamento de Transporte federal) o por orden presidencial. Todavía Estados Unidos ni siquiera ha detenido el (tráfico) aéreo para ellos mismos en el espacio doméstico. Lo que sí podemos hacer en Puerto Rico es el ‘screening’, mejorar la limpieza cada vez que termina un vuelo doméstico e internacional y seguir procesando pasajeros y llevarlos al ‘triage’”, sostuvo Pizá.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo