Muertes por coronavirus en Irán superan las 600

Irán sufre el peor brote de COVID-19 en el Medio Oriente, con 12.729 casos

Por AP

La epidemia del nuevo coronavirus en Irán cobró otras 97 vidas, informaron autoridades Iraníes el sábado, lo que elevó el número de muertos en el país a 611, mientras Siria, devastada por la guerra, anunció una serie de medidas estrictas a pesar de que el gobierno aseguró que no tenía casos confirmados.

Irán sufre el peor brote de COVID-19 en el Medio Oriente, con 12.729 casos e incluso funcionarios de alto rango que han dado positivo al virus. Es un aliado cercano del gobierno sirio en la guerra civil y sus asesores militares y peregrinos chiíes viajan con frecuencia entre ambos países.

Un portavoz del Ministerio de Salud de Irán anunció los más recientes decesos por la televisión estatal. El ministro de Salud Saeed Namaki dijo que habría "algunas restricciones nuevas" para entrar y salir de las ciudades, sin entrar en detalles.

Existe la preocupación de que el número de infecciones en Irán sea mucho mayor que los casos confirmados por el gobierno, y algunos legisladores iraníes han cuestionado los números oficiales.

Tampoco está claro si los hospitales locales pueden hacer frente a la llegada de más enfermos, con al menos 2.500 nuevos infectados anunciados en los últimos dos días. La televisión estatal informó a principios de esta semana que los hospitales en algunas áreas están saturados. Las autoridades se comprometieron a montar clínicas móviles, pero no han proporcionado cifras sobre necesidades ni capacidades.

Los altos funcionarios de Irán no se han salvado del brote: su vicepresidente sénior, ministros del gabinete, miembros del Parlamento, miembros de la Guardia Revolucionaria y funcionarios del Ministerio de Salud son algunos de los infectados.

Irán suspendió las clases y prohibió la entrada de espectadores a los estadios, pero los santuarios religiosos permanecen abiertos y los mercados y las calles aún están abarrotados en la capital, Teherán, que ha sido la más afectada por el virus.

Por otra parte, en Siria, el gobierno anunció una serie de medidas de precaución, como la suspensión de clases en universidades y otras escuelas hasta el 2 de abril.

Después de una reunión de gabinete el viernes por la noche, el gobierno agregó que estaba reduciendo las horas de trabajo en las instituciones públicas y cancelando por el momento todos los eventos culturales y deportivos, así como todos los demás eventos que involucran grandes multitudes.

Siria también ha tomado medidas preventivas en todos los puertos y cruces fronterizos. Suspendió los viajes con los países vecinos, Irak y Jordania, y detuvo el turismo religioso durante un mes.

En Arabia Saudí se anunció la suspensión de todos los vuelos internacionales al reino durante dos semanas para contener la propagación del nuevo coronavirus. Los vuelos a Arabia Saudí se cancelarán a partir del domingo, reportó la agencia noticiosa estatal saudí citando a una fuente no identificada del Ministerio del Interior.

En Emiratos Árabes Unidos, responsables médicos ordenaron a los ancianos que no salgan de sus casas por el brote y las autoridades señalaron que algunos empleados federales podrían trabajar desde sus casas a partir del domingo y por dos semanas.

El diario The National de Abu Dabi reportó que los clubes de ocio nocturno y los restaurantes turísticos del emirato permanecerán cerrados hasta finales de marzo. El departamento de Cultura y Turismo también suspendió todos los eventos que tenía previstos, incluyendo conciertos, en Abu Dabi. La decisión no se aplica a Dubái.

Loading...
Revisa el siguiente artículo