España decretará estado de emergencia por COVID-19

España cerrará todos los restaurantes, bares, hoteles, centros educativos y otras tiendas no esenciales en todo el país

Por AP

El gobierno de España se preparaba el sábado para anunciar la imposición de restricciones más severas de movilidad para el país de 46 millones de habitantes y el cierre de restaurantes y otros establecimientos como parte de un estado de emergencia de 15 días para combatir el marcado aumento de las infecciones por el coronavirus.

The Associated Press tuvo acceso al borrador de una serie de medidas que el presidente Pedro Sánchez anunciará en un discurso televisado a nivel nacional.

Según el borrador del mandato del gobierno, las personas sólo podrán salir de sus casas para comprar alimentos y medicamentos, ir al trabajo, ir a centros médicos y bancos, o hacer viajes para atender a menores de edad y adultos mayores. Esas limitantes entrarían en vigor el lunes a las 8:00 de la mañana.

Con efecto inmediato, España también cerrará todos los restaurantes, bares, hoteles, centros educativos y otras tiendas no esenciales en todo el país, una medida de antemano impuesta en algunas de las comunidades más afectadas.

El gobierno señaló que las medidas oficiales que se tomarán estarían sujetas a cambios de último minuto antes que el presidente las detalle en su discurso.

Las autoridades de Salud de España indicaron el sábado que el nuevo coronavirus ha infectado a 5.753 personas en el país, la mitad de ellas en la capital, Madrid. Eso representa un aumento nacional de más de 1.500 casos en 24 horas.

Sánchez reconoció el viernes que el número de personas infectadas podría llegar a 10.000 en los próximos días.

España ha seguido el camino de Italia al implementar restricciones similares después de que ambos países europeos no pudieron contener el virus en los puntos críticos regionales.

Italia extendió las duras restricciones de movilidad del norte del país al resto de su territorio el 9 de marzo, cuando registró más de 9.000 infecciones. Fue más allá el 11 de marzo al cerrar todas las tiendas minoristas a excepción de algunos supermercados y farmacias.

Con el virus de antemano en España, los residentes de Madrid y la región de Cataluña, en el noreste, despertaron el sábado con restaurantes y otros locales comerciales no esenciales cerrados, según lo ordenado por las autoridades regionales el día anterior.

La decisión del presidente Sánchez ocurre después de que algunas regiones de España en las que se concentran los contagios, entre ellas Madrid, habían tomado medidas para cerrar restaurantes y otros establecimientos no esenciales. Las autoridades regionales de Madrid y Cataluña habían pedido al gobierno español ayuda para restringir la movilidad de la población.

Las calles generalmente ajetreadas de las dos ciudades más grandes de España lucían evidentemente tranquilas mientras se difunde el mensaje de que el distanciamiento social es la única manera de frenar una pandemia mundial que estalló luego que se detectaran los primeros casos en China.

El estado de emergencia permite al gobierno central restringir el libre tránsito, confiscar artículos y asumir el control de empresas e instalaciones privadas, entre ellas hospitales privados. Será la segunda vez que el gobierno utilice ese recurso desde el regreso de la democracia a finales de la década de 1970. El anterior fue decretado durante la huelga de controladores de tráfico aéreo de 2010.

Loading...
Revisa el siguiente artículo