Panameño contagiado estuvo aquí con síntomas

Ordenan distanciamiento social por 14 días a quienes estuvieron en mismo lugar que el turista, mientras Salud sigue sin saber cuándo harán las pruebas en Puerto Rico

Por Istra Pacheco

Cientos de puertorriqueños que acudieron al Día Nacional de la Zalsa y a un baile la noche anterior en el hotel Sheraton del Centro de Convenciones pudiesen estar en riesgo de haber contraído el coronavirus, ya que que un médico panameño que dio positivo a la enfermedad acudió a ambas actividades con síntomas, incluida fiebre y malestar general.

Así lo informó la gobernadora Wanda Vázquez anoche y dijo que firmó una orden ejecutiva para que las personas que estuvieron en las filas K, L M, N y O en un área VIP frente a la tarima del Día Nacional de la Salsa en el estadio Hiram Bithorn o en el hotel deben quedarse en sus casas por 14 días hasta el 22 de marzo. Si es funcionario, no se cargarán esas ausencias a ninguna licencia, según ordenó.

“A la empresa privada le exhorto, y es mi instrucción como gobernadora, que no haya ningún tipo de  represalia con aquellas personas que estuvieron en el festival”, declaró la mandataria.

Además, se habilitó el número telefónico (787) 999-6202 para que a partir de hoy las personas que sospechen que pudieron estar en contacto con el médico llamen y reciban orientación sobre qué hacer.

Tanto la mujer que compartió con el médico como el hombre que le alquiló la casa al individuo y sus acompañantes, fueron contactados y ninguno muestra síntomas hasta el momento, según Vázquez.

“Si usted se siente enfermo por estos síntomas o cualquier otro, permanezca en su vivienda, no acuda a su área de trabajo para evitar el contagio de esta o cualquier otra enfermedad… mejor llame”, declaró la gobernadora.

Siguen las incertidumbres

Aunque ayer se venció el plazo de 48 horas para que el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) entregara los resultados de las pruebas a la pareja de turistas italianos recluidos en un hospital en Condado, las autoridades locales no los habían recibido.

Más temprano, el CDC anunció que asignó a Puerto Rico $5.8 millones para atender la amenaza del coronavirus, pero ayer se mantenían  muchas acciones del Gobierno en suspenso o sin detallarse.

Al cierre de esta edición, se desconocía cuándo se comenzarían a realizar en la isla las pruebas de detección del COVID-19 y se mantenía en secreto cuál sería el hospital al que llevarían los casos confirmados.

En conferencia de prensa en horas de la mañana, el secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto, aseguró que, por el momento, no se identificará el hospital que albergará los casos que den positivo.

Según el Gobierno, hasta ayer había cinco pacientes bajo observación, hospitalizados en aislamiento en espera de resultados.

De otra parte, se informó que Medicare y Medicaid cubrirán el costo de la prueba de detección, lo que incluye a pacientes de la reforma de salud. El plan médico MMM también cubrirá el costo de la prueba.

“Es muy probable que las otras aseguradoras opten por seguir la recomendación federal”, dijo la subsecretaria de Salud, Concepción Quiñones.

Puertos refuerza medidas en aeropuertos de Ponce y Aguadilla

En los aeropuertos internacionales de Ponce y Aguadilla, se desinfectará todas las áreas públicas antes y después de cada vuelo, tanto doméstico como internacional, anunció el director ejecutivo interino de la APPR, Joel Pizá. “Aunque no podemos prohibir la entrada de vuelos… por ser un campo ocupado y regulado por la Administración Federal de Aviación (“FAA”), la APPR sí puede tomar medidas más rigurosas”, expresó Pizá Batiz.

UPR vislumbra cierres si fuera necesario

Entre las medidas que proyecta la Universidad de Puerto Rico, se encuentra cerrar los recintos si fuese necesario. “Tenemos un plan de trabajo para que los profesores estén listos para dictar su curso en línea en el caso del cierre de recintos. Esto es un plan que tenemos para todos los profesores de todos los recintos”, precisó el presidente de la Universidad, Jorge Haddock. Agregó: “En estos momentos, no vemos la necesidad de cerrar recintos, pero estamos alertas a cualquier instrucción del Gobierno o cualquier instrucción que determinemos”. Estudiantes y empleados que regresen de zonas de alto riesgo tienen que mostrar un certificado de salud, dijo el secretario de Asuntos Públicos.

La periodista Lyanne Meléndez colaboró con esta historia.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo