Sigue la espera para hacer pruebas de COVID-19 en la isla

Salud espera por resultados de casos sospechosos, mientras Dengue Branch mide proficiencia de pruebas para poder hacerlas en Puerto Rico

Por Lyanne Meléndez

A pesar de que se esperaba que hoy estuviesen disponibles para hacerse en Puerto Rico las pruebas para detectar el nuevo coronavirus, COVID-19, la afirmación ya no es del todo certera, pues dependen de unas evaluaciones para saber si cumplen con la efectividad esperada.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, aseguró que los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), a través del Dengue Branch en Puerto Rico, están probando la efectividad de las pruebas con reactivos que ya recibieron en la isla. Si esas pruebas cumplen con los estándares de detectar correctamente la enfermedad, entonces podrían administrarse a los casos sospechosos que se registren en el país. Rodríguez Mercado precisó que el equipo del Dengue Branch “se ofreció a ayudarnos a nosotros en lo que el Laboratorio de Salud Pública puede hacer las pruebas”.

La tardanza radica en que,una vez se evalúen los reactivos, es el CDC en Atlanta el que dice:  ‘Bueno, sacaste 90, puedes hacer las pruebas, o te colgaste; tienes que de nuevo volver a hacer las pruebas’”, explicó el secretario. Definió la proficiencia como el proceso de “estar seguro que las personas que cogen una muestra la trabajen bien ,y que el resultado sea el más aceptado posible”. “No está en nuestras manos. Esto es el Dengue Branch que está haciendo estas pruebas como un favor a nosotros, para poder hacer las pruebas aquí y no tener que estar esperando dos semanas”, explicó el funcionario a preguntas de cuánto tiempo tomaría tener, finalmente, a nivel local la posibilidad de evaluar los casos sospechosos.

Por su parte, la directora del Programa de Bioseguridad, Jessica Cabrera, expresó que, dentro de dos semanas, el laboratorio de Salud Pública recibiría los reactivos. Una vez lleguen, entonces evalúan proficiencia y se determina si proceden a hacer las pruebas a casos sospechosos. Sobre la capacidad para hacer pruebas en el laboratorio, Cabrera detalló que, “en un turno normal de trabajo, digamos ocho horas, un procesamiento de muestra puede ser una tirada para 50 personas. Sin embargo, podemos aumentar los turnos de trabajo, trabajar los siete días, lo hicimos durante la epidemia de zika y duplicar ese esfuerzo”.

Solo 150 cuartos de aislamiento disponibles

Aunque se había informado que en la isla hay 382 cuartos de aislamiento en hospitales, ayer solo había disponibles 150, informó el secretario de Asuntos Públicos Osvaldo Soto en entrevista televisiva (Edición Digital).

Mientras, el task force que trabaja el COVID-19 ya coordinó con un hospital, que no se identificó, para trasladar los casos que se confirmen a esa institución.

“Y hay una planificación al respecto”, dijo Soto en rueda de prensa. Al cierre de esta edición, el Departamento de Salud no había recibido los resultados de las pruebas a las cuatro personas que se consideran como casos sospechosos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo