Permea la duda en testimonios contra Nazario

El juicio continuará mañana.

Por Sadot Santana Miranda

Tras una semana de juicio, la Fiscalía continuó presentando testimonios para intentar probar que el exalcalde Abel Nazario no cumplió con un acuerdo del Departamento del Trabajo federal y que dejó de pagarle a cerca de 30 empleados del municipio su salario regular.

No obstante, la jornada de hoy estuvo caracterizado por dudas entre los testimonios de los testigos de Fiscalía.

Tal fue el caso con el testigo José Rodríguez Feliciano quien dijo que el municipio siempre le pagó lo que trabajó.

Sin embargo, a preguntas del fiscal Scott Anderson, las declaraciones del testigo contradecían lo que manifestó ante a un Gran Jurado federal, ante quienes manifestó que no recibió pagos del municipio durante tres meses.

Nazario está acusado de cometer fraude electrónico debido a irregularidades en el pago de la nómina municipal. Desde el inicio del juicio, los testigos de Fiscalía han declarado que el entonces alcalde les entregó cheques por unas horas que les había obligado a trabajar de manera “voluntaria”, luego de que así se lo exigiera el Departamento de Trabajo federal.

Sin embargo, Nazario les dijo a los empleados que ese cheque respondía a un “pago por adelantado”. Posteriormente, los empleados dejaron de recibir pagos de la nómina regular por varios meses.

Durante el juicio ayer, el fiscal Scott Anderson cuestionó al testigo José Rodríguez Feliciano —empleado a tiempo parcial que laboró en la Oficina del Alcalde— luego de que indicó que nunca dejó de recibir pagos por el trabajo que realizó en el Municipio de Yauco en 2015.
“Al menos conmigo, todo lo que he trabajado, el municipio me lo ha pagado”, dijo el testigo en sala. Anderson lo increpó con su testimonio original ante un Gran Jurado Federal y presentó documentos que daban cuenta de que Rodríguez Feliciano recibió un cheque de $1,496 el 4 de mayo de 2015 —al amparo del acuerdo entre el municipio y el Departamento de Trabajo federal— pero no volvió a recibir un pago hasta el 4 de agosto de 2015 por $267.

“¿Por qué su historia está cambiando?”, le preguntó Anderson. “No es que está cambiando. Es que eso fue en 2015 y los recuerdos son vagos”, respondió Rodríguez Feliciano. Luego indicó que el desfase podría responder a que tuvo que trabajar sin cobrar por unos meses por que la administración municipal le indicó que debía reponer unas horas.
Mientras que en el contrainterrogatorio, la línea de preguntas de la abogada María Domínguez —representante legal de Nazario— cuestionó un informe de la Fiscalía en que se incluía toda la información relacionada con el pago de nómina.

Asimismo, a preguntas de Domínguez, Rodríguez Feliciano reiteró que no se le debía dinero por horas trabajadas y que —debido a que los hechos ocurrieron en 2015— se le dificultaba recordar detalles.

Por su parte, durante el testimonio de Francis Rodríguez —empleados de Obras Públicas del municipio— este no recordó qué le dijo Nazario al entregarle el cheque $2,038. Dicho pago correspondió al acuerdo entre el municipio de Yauco y el Departamento de Trabajo federal en torno a las horas que no pagó el municipio a ciertos empleados que obligó a trabajar horas voluntarias.

Sin embargo, más adelante y a preguntas de la fiscal Miriam Rodríguez, Rodríguez indicó que Nazario no le mencionó que el cheque respondía al pago de horas voluntarias trabajadas.

La duda volvió al testimonio de Rodríguez cuando el abogado de Nazario, Carlos Andreu, le cuestionó sobre la certeza y el conocimiento previo de los documentos presentados por Fiscalía que reflejaban los pagos que le realizó el municipio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo