Más casos sospechosos de coronavirus en Puerto Rico

Salud informa hicieron dos pruebas más, una al paciente del Auxilio Mutuo y otra a un turista que fue llevado al Mayagüez Medical Center desde un crucero

Por Metro Puerto Rico

El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, dio a conocer —mediante declaraciones escritas— que se completarán pruebas a otros dos nuevos casos sospechosos de coronavirus, COVID-1.

“Con estos dos, hasta ahora, se han autorizado cuatro pruebas. Dos fueron realizadas al matrimonio de nacionalidad italiana que llegó  a la isla a través de un crucero. La otra prueba fue realizada a un hombre paciente de cáncer, residente de Puerto Rico. Y el último caso al que se le tomó muestra para hacerle las pruebas de COVID-19, fue a un ciudadano americano, residente de California, que fue trasladado en un helicóptero del Coast Guard, desde un crucero hasta el hospital Mayagüez Medical Center” explicó Rodríguez Mercado. Las pruebas se efectuaron bajo el nuevo protocolo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que permiten se hagan pruebas a personas que no necesariamente hayan viajado. No se detalló si ya las pruebas fueron enviadas a la CDC.

Así las cosas, los pacientes bajo sospecha de coronavirus se encuentran en el Hospital Presbisteriano, en el Hospital Auxilio Mutuo y en el Mayagüez Medical Center. Ningún portavoz de Salud ha estado disponible para atender las preguntas de Metro.

En relación al caso sospechoso de la mujer italiana proveniente de un crucero y que se mantiene en aislamiento en un hospital de la capital, detalló que, al momento, el esposo no ha presentado síntoma alguno, lo que es una señal positiva, ya que es la persona que mayor contacto ha tenido. Esto a su vez, es un aliciente en cuanto a la posibilidad de la transmisión de otros pasajeros que hayan circulado en la isla, ya que, según la Organización Mundial de la Salud, la proporción de infecciones asintomáticas parecer ser relativamente rara y no ser un factor importante de transmisión. Lo que significa que las probabilidades de contagio con una persona que no presente síntomas, son bajas.

El secretario, indicó además que la nueva guía ya fue enviada a todos los médicos, a través del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico  y a la Asociación de Hospitales. Destacó también, que la nueva guía establece que cuando llega un paciente a la sala de emergencia, el médico evaluará si la persona tiene fiebre, tos seca y dificultad respiratoria. Luego, conforme a su criterio,  determinará la realización de al menos una prueba, que podría ser de influenza o cualquier otra de enfermedades transmisibles respiratoria. En el caso de que los resultados de dichas pruebas sean negativos y el paciente muestre un cuadro de enfermedad respiratoria aguada que requiera hospitalización, se pondrá en contacto con el epidemiólogo regional para que se le realice al paciente la prueba de COVID-19; aunque la persona no tenga historial de viaje.

Te recomendamos este vídeo:

“Nuevamente, exhortamos a la ciudadanía a mantener la calma. Es importante que todos asumamos un rol activo en las medidas preventivas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades, como lo son el lavado de mano frecuente con agua y jabón al menos por 20 segundos. Se recomienda la utilización de desinfectante para manos en concentración de no menos de un 60 por ciento de alcohol; evitar tocar los ojos, boca y la nariz; quedarse en la casa si está enfermo; cubrirse la boca al toser o estornudar con servilleta desechables y lavarse luego las manos, o toser en el antebrazo cerca del codo. También se recomienda limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, utilizando un producto común de limpieza de uso doméstico”, concluyó el secretario Rafael Rodríguez Mercado.

Te recomendamos este episodio del podcast Con Los Editores sobre coronavirus:

Loading...
Revisa el siguiente artículo