Matrimonio boricua se destaca en el turismo de San Agustín

El turismo los unió, se casaron y ahora ambos emprendedores se distinguen por sus recorridos guiados en la ciudad más antigua

Por Lynet Santiago Túa

San Agustín, Florida —  Luis Salva y su esposa Anes Beaz se conocieron en un aeropuerto y se casaron. La pareja de puertorriqueños vivió durante un tiempo en Filadelfia, pero luego regresaron a Puerto Rico. Sin embargo, el destino les tenía otro plan.

Curiosamente —ambos son guías turísticos certificados— y emigraron hacia Florida, hace apenas cuatro años, buscando encaminar la vida universitaria de sus hijos. Así fue que llegaron a San Agustín (St. Augustine), donde ofrecen divertidos recorridos bilingües con su compañía St. Augustine Land and Sea Tours LLC.

“Nosotros estábamos buscando un lugar donde los muchachos pudieran hacer la transición lo más tranquila posible y llegamos a San Agustín. Aquí nos establecimos, llevamos cuatro años y la transición ha sido bien buena. San Agustín es una ciudad como la estábamos buscando, es un sitio bien especial”, relató Beaz a Metro.

La madre de Sydney y Kevin Salva Beaz, hijos de la pareja, admitió: “Extrañamos un poco las montañas de nuestra isla, que no las vemos aquí, pero cada persona que escuchamos hablando español, pero español puertorriqueño, es como si estuviéramos en casa. Uno se siente como si conocieras a la persona de toda la vida. Un hola puertorriqueño significa que de inmediato ya somos panas. Es un sentimiento bien especial que tenemos todos los puertorriqueños”.

Precisamente, el matrimonio compartió que lo más que disfruta de su trabajo es poder brindar los recorridos turísticos en español, acercando al turista a interesarse por conocer sus raíces hispanas.

“Al principio, comenzamos a ofrecer los tours en inglés, pero ahora la mayoría son en español porque queremos enseñar lo de nosotros [Puerto Rico] en San Agustín y hablar nuestro idioma español. Una vez las personas nos escuchan hablando en español, se interesan más por conocer sobre Puerto Rico y la cultura puertorriqueña”, contó Beaz entusiasmada.

Los paseos que ofrecen ambos, por mar en la bahía de Matanzas, o recorridos por tierra, incluyen interesantes datos históricos, curiosidades y la visita guiada a distintos puntos atractivos de San Agustín.

“Dicen que esta ciudad tiene mucha actividad paranormal y mucha gente que le gustan esas historias de fantasmas. Vienen para ese tipo de tour. Pero lo cierto es que San Agustín tiene mucho para ofrecer y hay muchas actividades para todos los gustos, incluso para las familias con niños”, señaló Salva.

Entre las recomendaciones de qué hacer en San Agustín, destacó: los paseos en trolleys interactivos, que son ideales para conocer toda la ciudad en poco tiempo, mientras puede escuchar al conductor narrando curiosas historias del destino. El servicio de trolleys también permite bajarse en más de treinta puntos de interés turístico, para conocer de cerca cada uno.

Además, recomendó los paseos en lancha narrados y excursiones de turismo ecológico con biólogos para observar diversas especies marinas y delfines. Los paseos en lancha ofrecen una perspectiva distinta de la ciudad, y, de igual forma, permiten conocer los datos y curiosidades, pero de una manera más relajada.

El corazón de San Agustín es la calle St. George, donde se concentra la mayor cantidad de tiendas, bares y restaurantes, con una gran variedad de bebidas artesanales y propuestas gastronómicas. “En esta calle hay mucha música en vivo y restaurantes. La gastronomía en esta ciudad es espectacular y hay muchas opciones para todos los gustos”, enfatizó Salva, de los lugares donde puede degustar una exquisita cena en un pintoresco restaurante ecléctico, delicias que van de la finca a la mesa, sabores tentadores en los restaurantes de mariscos frente al mar o tomar unas copas de vino en las terrazas de algunos de restaurantes con fachadas que parecen sacadas de un libro de cuentos.

Las calles Avilés, Charlotte y Treasury también están llenas de bellezas arquitectónicas.

Asimismo, destacó que para entender un poco más la ciudad es recomendable visitar la Flagler College y Lightner Museum, dos de los sitios de interés más frecuentados. “Muchas de las cosas que hay en la actualidad surgieron en base a las hospederías que se establecieron”, explicó en referencia a las construcciones de los hoteles Ponce de León y hotel Alcázar, del magnate Henry Flagler, durante la época dorada.

“Nos encanta San Agustín porque se parece mucho a San Juan. El trasfondo histórico es bien similar y los hispanos encuentran aquí sus raíces”, puntualizó Salva.

Más información en Facebook: Viaja San AgustínInstagram: @ViajaSanAgustín instagram viaja san agustin – y en web: https://www.floridashistoriccoast.com

Algunos atractivos turísticos en San Agustín

• Castillo de San Marcos. Esta imponente fortaleza, que tardó más de 20 años en construirse (1672-1695), ayudó a proteger a las flotas españolas cargadas de tesoros de los ingleses y de los piratas. Diseñado por el ingeniero español Ignacio Daza, es el fuerte de mampostería más antiguo de los Estados Unidos, designado como el primer monumento nacional de EE. UU.

• Fountain of Youth Archaeological Park. Conozca la historia del explorador español Ponce de León y su legendaria búsqueda de la Fuente de la Juventud. Los arqueólogos han descubierto que este es el sitio real del asentamiento español original en San Agustín de 1565.

• Plaza de la Constitución. Establecida en 1573, la plaza lleva el nombre de su monumento a la Constitución Española de 1812. Poco después de su construcción, cuando se restableció la monarquía, se ordenó destruir todos esos monumentos en los territorios españoles, pero el gobernador de San Agustín se negó y el monumento original que se encuentra aquí se cree que es el único que queda en el mundo.

• Flagler College. Una de las mejores universidades de arte de Estados Unidos, que antiguamente era un hotel de lujo, llamado Ponce de León. Es el primer edificio construido en 1880 por Henry Flagler, en concreto, al estilo español, que posee la colección de vitrales Tiffany más grande del mundo. Lightner Museum. Ubicado en el 75 de la calle King, es el antiguo hotel Alcázar, construido en 1888 también por Henry Flagler. El museo alberga infinidad de objetos y colecciones de artículos históricos que incluyen las primeras maquinillas, lámparas Tiffany, instrumentos musicales, juguetes y mobiliario de la época, entre otros.

Lightner Museum. Ubicado en el 75 de la calle King, es el antiguo Hotel Alcázar, construido en 1888 también por Henry Flagler. Dentro del hotel existía la piscina interior más grande del mundo de aquellos tiempos. El museo alberga infinidad de objetos y colecciones de artículos históricos que incluyen las primeras maquinillas, lámparas Tiffany, instrumentos musicales, juguetes y mobiliario de la época, entre otros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo