Egipto pone crucero en el Nilo en cuarentena por coronavirus

Egipto tiene un total de 15 casos confirmados

Por AP

Un crucero en el río Nilo con más de 150 turistas y tripulación local a bordo estaba en cuarentena el sábado en la ciudad de Luxor, en el sur de Egipto, luego de que 12 personas dieron positivo por un nuevo coronavirus.

Una turista taiwanesa-estadounidense que había estado en el mismo barco, dio positivo a su regreso a Taiwán. La Organización Mundial de la Salud informó a las autoridades egipcias, que realizaron las pruebas para detectar a el virus a todos los que estaban a bordo.

Las pruebas arrojaron que una docena de trabajadores egipcios había contraído el virus, pero no mostraban síntomas de la enfermedad que causa, el COVID-19, explicaron las autoridades egipcias en un comunicado el viernes. Con estos, Egipto tiene un total de 15 casos confirmados.

Los doce serán puestos en aislamiento en un hospital de la costa norte del país, agregó la nota. Los pasajeros _ entre los que hay estadounidenses y franceses, entre otras nacionalidades _ y la tripulación seguirán en cuarentena en el barco a la espera de más resultados.

Cayey anuncia plan de vacunación de infantes contra la influenza

Harán esfuerzo también para niños y adultos

En Irán, donde se concentran la mayoría de casos en Oriente Medio, el Ministerio de Salud reportó el sábado 21 nuevas muertes por el virus, que elevaron el número de víctimas mortales a 145. Las autoridades confirmaron además más de 1.000 contagios adicionales, para un total de 5.823 en todo el país.

Según el vocero del ministerio, Kianoush Jahanpour, 16.000 personas están hospitalizadas en todo el país, algunos para pasar exámenes y otros que están siendo monitoreados para detectar si contrajeron el coronavirus. La capital de la República Islámica, Teherán, es el lugar con más infectados, con más de 1.500, seguida por la ciudad santa chií de Qom, con 668, y la provincia de Mazandaran, en el norte, con 606.

Uno de los fallecidos a causa del coronavirus era un legislador de 55 años, reportó la agencia noticiosa estatal IRNA el sábado. Fatemeh Rahabar acababa de ser elegido para representar a Teherán en el parlamento que iniciará sus sesiones en mayo. Antes esta semana, otro legislador, Abdolreza Mesri, dijo a la televisora estatal que 23 miembros del parlamento actual tenían la enfermedad e instó a todos los congresistas a evitar el contacto con el público.

El coronavirus ha infectado a más de 100.000 personas en todo el mundo. Más de 5.000 casos estaban localizados en Oriente Medio, la mayoría de ellos en Irán.

Por otra parte, Emiratos Árabes Unidos reportó el sábado 15 casos más para un total de 45 infectados en el país. Trece de los nuevos contagiados habían viajado recientemente al extranjero y entre ellos había tres emiratíes, dos saudíes, dos etíopes y dos iraníes, además de un ciudadano de Tailandia, China, Marruecos e India, explicó el Ministerio de Salud.

Las autoridades no ofrecieron más detalles sobre los lugares de los que procedían los pacientes, ni cuándo y cómo entraron a Emiratos.

Los otros dos casos _ un emiratí y un egipcio _ fueron diagnosticados mientras estaban bajo vigilancia por su relación con una carrera ciclista en el país, que se suspendió la semana pasada luego de que dos italianos dieron positivo por COVID-19, la enfermedad que provocada por el coronavirus.

Emiratos es un importante destino turístico y la mayoría de sus residentes son extranjeros. El emirato de Dubái acoge además el aeropuerto con más transito internacional del mundo.

Para frenar la propagación del virus, el país cerró escuelas, jardines de infantes y universidades por un mes. Además, suspendió los vuelos con Irán, uno de los países más afectados por el brote, y limitó sus conexiones con China, el lugar donde se descubrió la patología en diciembre.

Las autoridades pidieron a residentes y ciudadanos que no realicen viajes innecesarios al extranjero, y advirtieron que a su regreso podrían encontrarse con exámenes y posibles cuarentenas. Como muchos otros países, Emiratos también canceló una feria de arte, eventos deportivos y actos empresariales.

Arabia Saudí, por su parte, anunció que a partir del sábado las competiciones y juegos no tendrán espectadores en un intento por frenar los contagios. El reino tiene cinco casos confirmados, pero adoptó medidas sin precedentes como suspender todos los peregrinajes a La Meca, el lugar más sagrado del islam.

También el sábado, la autoridad responsable de las mezquitas de Teherán prohibió las oraciones colectivas y las ceremonias religiosas en las mezquitas de la capital, que seguirán abiertas para plegarias individuales.

Crucero de EEUU, en limbo mientras suben controles por virus

Las autoridades de Estados Unidos estaban decidiendo donde atracar un crucero con 21 personas infectadas de coronavirus a bordo en California, y cuatro universidades del país cancelaron las clases presenciales en un repunte de los esfuerzos para contener el brote del nuevo virus que surgió en China a finales del año pasado y se ha extendido a Occidente.

El Grand Princess estaba en aguas internacionales ante San Francisco el viernes en la noche. Las autoridades quieren llevarlo a un puerto no comercial para someter a las 3.500 personas a bordo a controles ante la evidencia de que en la embarcación ya se registraron 10 contagios en una travesía previa.

El número total de fallecidos por el COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, superó las 3.400 personas en todo el mundo, con más de 100.000 casos confirmados.

Holanda reportó su primer deceso por el virus el viernes, y Serbia, Eslovaquia, Perú, Togo, Colombia y Camerún anunciaron su primer contagio.

También el viernes, las autoridades de Florida reportaron las dos primeras muertes en la Costa Este estadounidense, dos pacientes de más de 70 años, uno de ellos con problemas médicos previos.

En Corea del Sur, las autoridades dijeron el sábado que una azafata de la aerolínea Korean Air que estuvo en Los Ángeles entre el 18 y el 21 de febrero dio positivo por coronavirus. La mujer, de 36 años, empezó a sufrir fiebre y dolores musculares el 27 de febrero, explicó Baek Kun-ki, alcalde de Yongin, una ciudad próxima a Seúl, en Facebook. Responsables de la aerolínea no respondieron a las llamadas telefónicas.

La cifra global de 100.000 contagios eclipsa a otros grandes brotes virales de las últimas décadas, como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el ébola. El virus está mucho menos extendido que la gripe estacional, que causa más de cinco millones de casos en todos el mundo al año y entre 290.000 y 650.000 muertes, según la Organización Mundial de la Salud.

Imitando las medidas impuestas en China hace seis semanas, los gobiernos occidentales ordenaron controles de viajes, pidieron que se trabaje desde casa siempre que sea posible y desinfectar los espacios públicos.

Además, se decretaron restricciones a viajeros procedentes de China, Corea del Sur, Italia e Irán, los principales focos de infección.

Serbia sugirió que podría movilizar al ejército para mantener el virus bajo control, mientras que en Suiza, que confirmó 210 nuevos casos el viernes, los soldados se alistaban para labores apoyo en hospitales.

La directora de la agencia climática de Naciones Unidas dijo que su departamento no tendrá reuniones en persona hasta finales de abril.

Por su parte, el ministro de Salud de Francia, Olivier Veran, anunció que se prohibirá que los menores visiten a pacientes en hospitales y centros médicos en todo el país y que los enfermos podrán recibir solo la visita de un adulto de cada vez.

En España, las autoridades anunciaron que 200 centros de día para mayores en Madrid y sus alrededores estarán cerrados durante un mes.

La economía mundial enfrenta crecientes daños por los controles antivirus que paralizaron gran parte de la economía china y alteraron viajes y comercio. Aerolíneas, hoteles, cines y otros negocios que dependen de la llegada de clientes, han perdido miles de millones de dólares en posibles ingresos.

También el sábado, China reportó 99 nuevos casos de COVID-19, la primera vez que registra menos de un centenar de contagios desde el 20 de enero. El gobierno confirmó 28 fallecimientos en 24 horas hasta la medianoche del viernes. En total, China tiene 22.177 pacientes en tratamiento y otros 55.404 recibieron el alta.

En Corea del Sur, la nación más afectada después de China, se reportaron 174 nuevos casos.

El número total de contagios en Irán superó los 4,700, con 124 decesos. La República Islámica instaló controles para limitar los viajes y los bomberos rociaron desinfectante en un tramo de 18 kilómetros (11 millas) de la avenida más conocida de la capital, Teherán.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo