José Ortiz admite la precariedad del sistema eléctrico

En una vista pública aceptó que la capacidad con la que cuenta el sistema al presente no es suficiente para satisfacer la demanda que se espera en verano

Por Manuel Guillama Capella

Aunque el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, insistió que la central Costa Sur, en el mejor de los casos, podría entrar en operación parcialmente a finales de este año, garantizó que la época de verano –cuando aumenta la demanda energética– no estará plagada de apagones por falta de generación en el sistema.

Según declaró en una vista pública de la Cámara de Representantes, la AEE espera que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) autorice el alquiler de generadores de emergencia que sumarían 500 megavatios (MW) a la red eléctrica por unos seis meses, incluyendo el periodo de junio a septiembre, que históricamente ha sido el pico de demanda energética en la isla.

En caso de que FEMA y el seguro privado denegaran el pedido de la AEE para el gasto de emergencia, la corporación pública seguiría adelante con el alquiler de los generadores, con un fondo de reserva de $30 millones mensuales que se han ido separando. Pese a que el costo de los generadores ascendería a unos $70 millones al mes, Ortiz indicó que la diferencia se compensa mediante el ahorro que representa tener la planta de Costa Sur inoperante.

En la audiencia ante la comisión cameral que atiende asuntos energéticos, presidida por Víctor Parés, Ortiz señaló que la unidad 2 de la central Aguirre, en Salinas, se encendería la semana que viene, añadiendo 450 MW al sistema de la AEE.

Actualmente, ante la falta de Costa Sur, esa unidad en Aguirre y los generadores temporeros, la AEE cuenta con una generación base de 1,883 MW, que se complementa con la “flota de emergencia”, que se refiere a las unidades que entran y salen del sistema a lo largo del día, explicó el director de generación, Daniel Hernández. La demanda energética en Puerto Rico en esta época del año ronda los 2,300 MW, mientras que en verano se proyecta se eleve a 2,800 MW.

Una vez entren en funciones tanto la unidad 2 de Aguirre como los generadores de emergencia, la capacidad total de la AEE sumaría unos 3,200 MW, lo que brindaría una reserva de cerca de 400 MW respecto a la demanda pico en verano.

Al menos $30 millones en daños

El director ejecutivo sostuvo a preguntas de Parés que un cálculo preliminar estima los daños sufridos por Costa Sur en “sobre $30 millones”. Sin embargo, Hernández aclaró que llevar la planta a cumplir con los códigos y estándares vigentes costaría una cantidad adicional que no precisó, aunque afirmó que igualmente serían gastos cubiertos por el seguro de contingencia de la corporación pública.

En Costa Sur, ubicada en Guayanilla, operaban hasta antes del terremoto del 7 de enero las unidades 5 y 6, con capacidad para generar 410 MW cada una. De estas, la segunda fue la más afectada, según Ortiz.

Pese a mencionar que para noviembre la unidad 5 pudiera entrar en funciones, reconoció que es un estimado que podría afectarse por los estudios que diversas compañías llevan a cabo en la instalación. En la ponencia escrita entregada a la comisión, la AEE señala, por ejemplo, que el estudio de suelo, que todavía se encuentra en proceso de contratación, demoraría 20 semanas.

Ortiz planteó que, en esta etapa, todavía no se ha podido determinar cuál será el procedimiento a seguir con la central, construida en 1958. De acuerdo con el borrador del Plan Integrado de Recursos (PIR) que actualmente considera el Negociado de Energía (NEPR), una de las unidades de Costa Sur saldría de servicio en 2022, mientras la otra haría lo propio al año siguiente.

“Hace como cuatro o cinco meses le solicitamos al Negociado de Energía darle más vida a Costa Sur principalmente porque es la más económica. Dentro de lo vieja que es la facilidad, al (funcionar con) gas natural, es un combustible bien barato y queríamos darle un poco más de tiempo. Pero la contestación del Negociado fue que cuando llegue el PIR se decidirá”, dijo Ortiz.

El ingeniero eléctrico sostuvo que la determinación final sobre el futuro inmediato de la central generatriz se decidirá en negociaciones con el seguro, FEMA y el NEPR.

Nuevos contratos de energía renovable

Por otro lado, Ortiz adelantó que en las próximas semanas se debería estar concretando una serie de contratos para 16 proyectos de energía renovable que estarían entrando al sistema en algún momento de 2021.

A preguntas de la prensa, el funcionario declinó entrar en detalles sobre el costo de estos acuerdos, aunque mencionó que proveerían 700 MW de capacidad adicional a la red eléctrica.

La Ley 17 de Política Pública Energética estipula que para 2025 el 40% de la generación energética en el país debe producirse a base de fuentes renovables.

Loading...
Revisa el siguiente artículo