Continúan las querellas contra tienda de Plaza Las Américas

Mujer alega que para el 15 de septiembre de 2019, un empleado del establecimiento le facturó una compra sin autorización de su tarjeta de crédito, por la cantidad de $4,710.18

Por Metro PR

Una mujer, vecina de Guaynabo, radicó tres querellas por fraude, durante el día de ayer, miércoles, contra la tienda Bellísima, localizada en el centro comercial Plaza Las Américas, en Hato Rey, donde un caballero figura como perjudicado.

La querellante, Ingrid López, indicó que para el 15 de septiembre de 2019, a las 4:00 p.m., un empleado del establecimiento le facturó una compra sin autorización a la tarjeta MasterCard del First Bank del perjudicado, al que identifican solo por los apellidos López Rodríguez, por la cantidad de $4,710.18.

Asimismo, la mujer alegó que en otra ocasión, el 25 de agosto de 2019, a la 1:47 de la tarde, un empleado de la tienda realizó una transacción a la misma tarjeta por la cantidad de $445.99.

Durante otro día, que no se especifica en la querella, en el lugar realizaron una transacción a la tarjeta American Express del perjudicado por la cantidad de $346.16.

Estas denuncias fueron referidas al agente Edwin Álvarez de la División de Propiedad y Fraude del CIC de San Juan.

El pasado mes se reportaron dos casos de fraude en dicha tienda.

El primero, un hombre de 78 años, quien radicó una querella a la Policía alegando que la tienda habría realizado una transacción de $11,150 por compras que no fueron autorizadas por este. Tras salir en los medios la noticia, la cantidad hurtada fue devuelta a su dueño.

También, una fémina de 76 años, indicó que tres empleados la invitaron a que pasara al interior de la tienda Bellísima para mostrarle los productos y una vez allí, le solicitaron sus tarjetas indicándole que verificarían las mismas. Sin su consentimiento le cobraron más de $9,000.

Anciana radica dos querellas por fraude contra tienda en Plaza Las Américas

La mujer indicó que tres empleados la invitaron a que pasara al interior de la tienda Bellísima para mostrarle los productos y una vez allí, le solicitaron sus tarjetas indicándole que verificarían las mismas. Sin su consentimiento le cobraron más de $9,000

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo