Japón reabre parte de ciudad desalojada por desastre nuclear

En un gesto simbólico para mostrar la recuperación de región de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio

Por AP

TOKIO (AP) — El gobierno de Japón abrió el miércoles parte de la última ciudad que fue evacuada debido la radiación desde el desastre nuclear de Fukushima hace nueve años, en un gesto simbólico para mostrar la recuperación de región de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Los 70.000 habitantes de Futaba se vieron obligados a abandonar la ciudad cuando tres reactores de una planta nuclear vecina se fusionaron tras ser dañados por un terremoto de magnitud 9 y un tsunami el 11 de marzo del 2011.

El levantamiento parcial de la prohibición de entrada se produce semanas antes del inicio de la procesión de la antorcha olímpica en otra ciudad en Fukushima. La antorcha pudiera pasar también por Futaba, a unos 4 kilómetros (2,4 millas) de la planta averiada.

El acceso irrestricto, no obstante, será permitido solamente en un área de 2,4 kilómetros cuadrados (menos de una milla cuadrada) cerca de la principal estación de trenes de Futaba, que reabrirá más adelante este mes para conectar la ciudad con el resto de la región por primera vez desde el desastre nuclear. El acceso a la vasta mayoría de Futaba solamente está permitido para aquellos que reciben permiso para una visita de un día.

Debido a que la infraestructura clave de la ciudad todavía está en reconstrucción, los residentes no podrán regresar hasta el 2022.

La avería de los tres reactores en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi arrojó enormes cantidades de radiación que contaminaron el área circundante y forzó a más de 160.000 personas a escapar.

La reja de acceso en un punto de control fue abierta el martes a la medianoche y las autoridades de Futaba colocaron una señal donde estará la oficina municipal.

“Estoy abrumado por la emoción al reiniciar finalmente parte de las operaciones municipales en nuestra ciudad”, dijo el alcalde Shiro Izawa, tras lo cual prometió más reconstrucción y recuperación. “Levantar la prohibición de acceso no es el objetivo. Nuestro objetivo es que los residentes regresen y vivan como lo hicieron antes”.

Funcionarios dicen que los prospectos del regreso de los antiguos habitantes de Futaba son sombríos, debido a la persistencia de temores sobre la radiación. Muchos además han encontrado empleos en otras comunidades y solo ente 10% de los residentes dicen que planean volver.

Loading...
Revisa el siguiente artículo