Acusan a seis personas en Puerto Rico por estafar ancianos

La estafa a mayores superó la cantidad del año pasado donde acusaron a 260 versus los 400 de este año.

Por CyberNews

El fiscal federal del Distrito de Puerto Rico W. Stephen Muldrow informó el martes, que se unió al fiscal general William Barr, al director del Negociado de Investigaciones Federales (FBI) Christopher Wray y al Inspector Postal, el jefe Gary Barksdale donde anunciaron el mayor operativo coordinado contra el fraude de ancianos en la historia.

Este año, los fiscales acusaron a más de 400 personas, superando a los 260 acusados del año pasado.

"Los estadounidenses están hartos del aluvión constante de estafas que atacan maliciosamente a los ancianos y otros ciudadanos vulnerables", dijo el fiscal general William Barr en comunicación escrita.

“Este año, el Departamento de Justicia procesó a más de 400 acusados, cuyos planes sumaron más de mil millones de dólares. Quiero agradecer a los hombres y mujeres de la Subdivisión de Protección al Consumidor del Departamento, que coordinó este esfuerzo, y a todos aquellos en las Oficinas de los Fiscales de los Estados Unidos y la División Criminal que trabajaron incansablemente para llevar estos casos. El Departamento se compromete a detener la gama completa de actividades criminales que explotan a los adultos mayores de Estados Unidos", añadió.

En cada caso, los delincuentes supuestamente participaron en esquemas financieros que atacaron o afectaron en gran medida a las personas mayores. En total, los esquemas de fraude a personas mayores ​​causaron supuestas pérdidas de más de mil millones de dólares.

Seis acusados ​​fueron procesados ​​en el Distrito de Puerto Rico como parte del operativo de fraude de ancianos a nivel nacional.

En una acusación de 35 cargos, los acusados ​​Luz Santiago Torres, Jimmy Santiago Burgos, Félix Rosa Rosa, José Rivera Esparra y Ulises Feliciano Caraballo quienes fueron acusados ​​de supuesta conspiración para cometer fraude electrónico y postal, 10 cargos de fraude postal, 11 cargos de fraude electrónico, seis cargos de robo de identidad agravado y siete cargos de lavado de dinero. Doce de las víctimas de este esquema eran personas mayores.

Por otro lado, en una acusación separada de tres cargos, Johana Torres Figueroa fue acusada de fraude en relación con un desastre mayor o beneficios de emergencia, hacer declaraciones falsas a una agencia de los Estados Unidos y el robo de identidad agravado de una víctima anciana insospechada. Ambos casos están en curso.

El fiscal W. Stephen Muldrow declaró: “Nuestra oficina no se mantendrá al margen mientras los delincuentes intentan vencer a un grupo muy vulnerable de nuestra comunidad, nuestros ciudadanos mayores. Estos delincuentes interrumpen sus vidas robando sus ahorros de vida y destruyendo su crédito a través de esquemas de fraude calculados y generalizados. Nuestros fiscales están coordinando con socios policiales federales y estatales y para evitar que estos delincuentes exploten y abusen de nuestros mayores ".

Loading...
Revisa el siguiente artículo