Israelíes votan en sus terceras elecciones en un año

Decidirán si el primer ministro Benjamin Netanyahu continuará en el poder

Por AP

JERUSALÉN — Los israelíes votaban el lunes en sus terceras elecciones en menos de un año, algo sin precedentes, para decidir si el veterano primer ministro, Benjamin Netanyahu, sigue en el poder pese a su próximo juicio por corrupción.

Netanyahu, el mandatario que más tiempo ha pasado en el poder en la historia del país, lleva más de un año como primer ministro en funciones, durante dos elecciones inconcluyentes y una prolongada parálisis política en un clima de división.

Los sondeos de opinión apuntaban a otro resultado sin ganador claro, y Netanyahu buscaba un impulso de última hora para formar una mayoría parlamentaria con otros partidos nacionalistas que le diera su cuarto mandato seguido, y quinto en total.

Una vez más, el mandatario afrontaba un duro desafío del exjefe militar Benny Gantz. Su partido centrista Azul y Blanco aparecía igualado en las encuestas con el Likud de Netanyahu, tras una campaña en la que alegó que el mandatario no debe seguir en el gobierno debido a las graves acusaciones en su contra.

Ambos partidos parecían incapaces de formar coaliciones con sus aliados tradicionales. Con la posibilidad de un gobierno de unidad entre ellos aparentemente descartada tras una campaña especialmente agresiva, la votación del lunes bien podría convertirse en el preámbulo de nuevos comicios.

“Espero que hoy marque el inicio del proceso de sanación, en el que podamos empezar a convivir de nuevo”, dijo Gantz cuando acudió a votar en su localidad de Rosh Ha’ayin, en el centro de Israel, advirtiendo a los votantes que no se vieran “atraídos por las mentiras o por la violencia” tras la agria campaña electoral.

Hubo pocos actos a gran escala en los días previos a la votación, con una llamativa ausencia de carteles en las calles y los mítines públicos que suelen preceder a las elecciones israelíes. El hartazgo de los votantes era claramente un factor, y la participación podría ser decisiva. Las jornadas electorales son feriados nacionales en Israel, y el país suele tener una de las tasas de participación más altas de las democracias occidentales. Pero la sucesión de votaciones y el temor al nuevo coronavirus, que por el momento se ha visto mayormente controlado en Israel, podrían afectar a la asistencia.

“Lo del corona está completamente bajo control. Hoy hemos tomado todas las precauciones necesarias, la gente puede ir y votar, con toda confianza”, dijo Netanyahu tras votar en Jerusalén.

El mandatario ha intentado presentarse como un estadista con cualidades únicas para liderar el país en tiempos difíciles. Gantz ha intentado mostrar a su rival como divisivo y envuelto en escándalos, ofreciéndose como influencia tranquilizadora y alternativa honesta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo