Destaca labor de tercer sector

El mayor de los Miranda se mostró complacido con los fondos allegados a la UPR

Por Sadot Santana Miranda

A la luz de los huracanes Irma y María y los terremotos en la isla, las organizaciones sin fines de lucro han cobrado más relevancia en el desarrollo social y económico de las comunidades en la isla. Al menos así opinó Luis Miranda —padre del multipremiado dramaturgo de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda— , quien destacó la importancia de fortalecer al tercer sector por medio de la filantropía.

El también consultor político visitó la isla la semana pasada para participar en un foro de la organización Confluence Philanthropy —celebrado en el hotel San Juan— en el que se discutió el rol de la filantropía y los movimientos sociales en campañas que buscan impulsar la conciencia ambiental y económica.

Para Miranda, la lenta respuesta del Gobierno federal para ayudar a la isla ha servido como detonante para que organizaciones sin fines de lucro asumieran un rol protagónico. “Lo que Irma, María y los terremotos indican es que [el presidente estadounidense Donald] Trump no los ha ayudado, no los quiere ayudar, y hace todo lo posible por no ayudar a Puerto Rico. Y, sin embargo, los boricuas se las siguen ingeniando para hacer cosas para sacar los pies del plato para ayudarse sin la ayuda de los Estados Unidos”, expuso en entrevista con Metro.

Comentó, además, que  mediante el Miranda Family Fund dirigen su atención a causas relacionadas con las artes, la política y la salud reproductiva. Asimismo, Miranda mencionó que han donado dinero a organizaciones como Para La Naturaleza y el Centro de Periodismo Investigativo.

“El tercer sector y las agencias sin fines de lucro que eran débiles en Puerto Rico han tomado más fuerza, y el sector filantrópico en los Estados Unidos entiende que ayudando a esas agencias sin fines de lucro están ayudando a Puerto Rico”, dijo.

Complacido con fondos a UPR

De otra parte, Miranda no se arrepiente de la inversión de $1.1 millones para la reconstrucción del Teatro de la Universidad de Puerto Rico para reconstruir el Teatro donde subiría a escena la obra musical Hamilton, aunque luego el montaje movió al Centro de Bellas Artes de Santurce.

“Nuestro objetivo era… cómo dejamos un teatro que pueda seguir siendo parte de la educación de cientos de estudiantes de la UPR y cómo dejamos un teatro que pueda servir para conseguir dinero para la Universidad”, acotó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo