Educación establece ahora protocolos para detectar casos de influenza en las escuelas

La medida forma parte del plan de acción preventivo que lleva a cabo periódicamente Educación a través del Programa de Enfermería Escolar, conjuntamente con el Departamento de Salud (DS).

Por Metro PR

El Departamento de Educación (DE) estableció un sistema de vigilancia en las escuelas para detectar posibles casos de esta enfermedad contagiosa. La medida forma parte del plan de acción preventivo que lleva a cabo periódicamente Educación a través del Programa de Enfermería Escolar, conjuntamente con el Departamento de Salud (DS).

“La influenza es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa. Se ha probado que la vacunación es uno de los métodos más efectivos para prevenirla. La identificación temprana de situaciones de salud que puedan transmitirse entre las personas que forman parte de la comunidad escolar es de suma importancia para mantener un buen ambiente de aprendizaje y una buena salud. Exhortamos a que la comunidad escolar desarrolle actividades para estudiantes, maestros y para los padres, madres o encargados sobre la manera de prevenir y protegerse contra la influenza”, destacó el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez.

Salud recomienda establecer un sistema de vigilancia para prevenir la propagación de la enfermedad en las escuelas. Para propósitos de vigilancia epidemiológica en el ámbito escolar, un brote de influenza se define como el ausentismo provocado por esta enfermedad sea igual o mayor al 10 % de un determinado grupo (salón, grado, unidad, etc.) en un período de tiempo equivalente a una incubación de siete días.

El titular de Educación informó, además, que para la vigilancia se utilizará el formulario del informe diario de estudiantes y personal escolar ausente o que presenten síntomas de enfermedad. Se le requerirá al director escolar completar el informe durante la primera hora laboral; este formulario fue provisto mediante comunicación oficial.

“El sistema de vigilancia en la escuela debe realizarse con el propósito de buscar maneras de ayudar al estudiante que falte por enfermedad mediante un plan educativo que le permita reponer el material y las clases perdidas. El director de escuela mantendrá un registro de ausencias en la matrícula y el personal docente brindará apoyo administrativo”, añadió.

Asimismo, es importante que el director de escuela esté alerta y de seguimiento, tanto a los estudiantes como al personal que se ausente por más de un día, como a los que estén presentando los síntomas mencionados. Las regiones educativas y la oficina central también deberán mantener un sistema de vigilancia para prevenir la transmisión de enfermedades entre los empleados.

Para la toma de decisiones relacionada al cierre de salón o de escuela, el director de escuela y el superintendente regional deberán tomar en consideración las recomendaciones del epidemiólogo del Departamento de Salud.

El Departamento de Salud establece que el sistema de vigilancia de influenza en las escuelas debe de verificar si una persona se presenta con, o que en las pasadas 24 horas reporte, algunos de los siguientes signos o síntomas:

• fiebre mayor de 38 °C o 100 °F
• tos o dolor de garganta

Otros signos o síntomas que pueden acompañar los anteriores son:
– gotereo nasal
– dolor muscular
– dolor de cabeza
– escalofríos
– fatiga
– vómitos o diarreas

Loading...
Revisa el siguiente artículo