Tranque en Cámara por reforma electoral

Caucus de la mayoría novoprogresista resuelve aguantar la pieza hasta que puedan garantizar los empleos de la Comisión Estatal de Elecciones

Por Sadot Santana

La reforma electoral volvió a quedar ayer en suspenso, porque su aprobación supone el posible despido de empleados de las Juntas de Inscripción Permanente (JIP). Así lo reconoció el portavoz de la mayoría novoprogresista en la Cámara de Representantes, Gabriel Rodríguez Aguiló, quien aseguró que la medida aún se encuentra en discusión ya que no se ha aclarado el lenguaje para garantizar los servicios en estas instalaciones de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

“Queremos asegurarnos que los empleados que existen hoy en la JIP permanezcan… Hay que garantizar que esos empleados continúen trabajando y ese es el lenguaje que estamos buscando”, señaló el legislador. Ayer el caucus de la mayoría novoprogresista se reunió para discutir las enmiendas al proyecto. La versión original se aprobó en noviembre de 2019, pero se devolvió a la Legislatura por errores en fechas límites que hacían inviable su firma.

El también representante novoprogresista Luis “Junior” Pérez Ortiz confesó que durante el caucus de mayoría mostró preocupación con el lenguaje de la medida, ya que sugiere que aquellos empleados que queden fuera de las JIP pasen al programa de Empleador Único, aunque estos no son empleados permanentes. “Me deben convencer a mí como legislador y a otros más que eso [despido de empleados] no va a ser así”, señaló Ortiz, quien además recordó que la Junta de Control Fiscal ha solicitado recortes a la CEE. Dijo que se han realizado “ajustes”  mediante la consolidación en los Centros de Servicios Únicos.

Pérez dijo que, como él, hay otros compañeros suyos legisladores cuya única preocupación es mantener los empleos en la CEE, cuyo presupuesto es de $24 millones y tiene 656 empleados. Además, la CEE tiene una solicitud pendiente de $17.2 millones adicionales para poder llevar a cabo las elecciones generales, según trascendió en una vista pública de la Junta de Control Fiscal que busca que esa agencia solo esté en funciones en años eleccionarios.

Ninguno mostró reservas ante señalamientos de que el proyecto limita la participación de partidos de minoría en la elección del presidente de la CEE, permite el voto a distancia sin controles de seguridad o de verificación de domicilio, como han señalado múltiples sectores.

La reforma electoral, según Rodríguez Aguiló, podría llegar al hemiciclo el próximo jueves.

Mientras tanto, el representante popular, Rafael “Tatito” Hernández, denunció que la mayoría novoprogresista ha limitado la discusión de la pieza, aunque fue referida a un comité de conferencia. “Tenemos unos diferendos inconciliables con la mayoría del PNP porque esto nunca se había realizado de esta manera”, dijo Hernández. Con él coincidió el representante independentista Dennis Márquez,  quien cuestionó que, aunque forman parte de dicho comité, no se les ha permitido participar de las discusiones de la medida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo