El corazon de República Dominicana: Constanza

Miguel Camilo nos cuenta cómo es el centro de nuestra isla vecina

En mi aventura por seguir conociendo la isla hermana de República Dominicana me encontré llegando a Constanza. No les miento, ya había escuchado algo sobre este pueblo pero lo que vi jamás y nunca era lo que esperaba. Ese cuestionamiento que alguno de nosotros hemos tenido alguna vez en la vida que dice: ¿Esto realmente existe?

Qué equivocado estaba y porqué me tardé tanto en llegar al corazón de República Dominicana. Fue mi próximo cuestionamiento.

Me decían, “Si vuelves a República Dominicana hazte un favor y ve al centro de la isla”, pues tal vez pensarías como yo que debe ser muy parecido a Puerto Rico (donde vivo) con mucho verdor, mucho campo, alguna que otra cascada o río y hasta ahí. Que conste que no soy persona de comparar a los destinos que voy pero no sabía que había llegado a la Suiza del Caribe. ¿Sabes de esas postales de Suiza con sus valles que parecen que los mandaron a hacer bien estratégicamente, demasiado pintoresco y con un clima súper agradable?

Pues justamente en eso mis ojos y mi cuerpo se encontraban, en un espectáculo de postal viviente en pleno Caribe.

Antes de eso volví a darme cuenta que las personas no saben realmente todo lo que es República Dominicana.

Por suerte finalmente llegué a esta parte de la isla, así que no perdí tiempo en recorrer la “Suiza del Caribe”. Primero, tal vez no sea el lugar en el mundo donde se produzcan más fresas pero para mí, encontrar un pueblo que produzca tantas fresas y que todo en su cultura y gastronomía sea basado en la fruta en pleno Caribe, fue un tesoro.

Así que vamos a lo que vinimos a descubrir y ver lo que provee esta tierra que es bendita.

Antes de comenzar lo más que me gustó de Constanza es que está rústico o sea, no verás edificios, no encontrarás la prisa ni el ajoro de las grandes ciudades. Aquí las personas confían del otro y la vida toma pausa ya que para eso es para disfrutarla junto con la naturaleza.

1 – Tour agricultura:

Si usted es de los que les encanta probar y saborear lo que nuestro planeta es capaz de ofrecernos, pues llegaste a tu “happy place”. Estas tierras proveen de todo, casi el 98% de los frutos que puedes imaginar se pueden dar en estas tierras.

Por lo que te recomiendo este tour que te lleva por los diferentes huertos de fresas y hortalizas que tiene para ofrecer Constanza. Inclusive puedes salir premiado probando y hasta sembrando en los huertos.

Aquí estarás rodeado de montañas, con un clima agradable todo el año y naturaleza. Te encontrarás en el cielo.

2- Piedras Blancas

Si la aventura y el off road es lo tuyo, no puedes de dejar de visitar el lugar patrimonio de Constanza para mí y para muchos locales con los que hablé: Piedras Blancas. El camino es un escenario de Hollywood que te lleva a viajar entre la infinita mirada entre sus valles y montañas.

Luego de casi una hora llegarás a la majestuosa Cascada o Salto de Piedras Blancas que para mi grata sorpresa es el salto más alto de todo el Caribe, como si Constanza necesitara algo más para impresionarme.

Tres cascadas componen este famoso salto que es un espectáculo para el ojo. La cascada de mayor altitud en el Caribe cae 83 metros (272 pies), salpicando en una gran y fría piscina abrazada por un terreno cubierto de altos pinos y árboles de ébano verde.

Ya hasta este punto Constanza recargó y llenó mi vida.

3- Monumento Divino Niño

Este es uno de los lugares más mágicos de Constanza y no tiene que ver nada con la religión. Bueno, es un lugar para aquellos practicantes o que buscan un turismo religioso pero la vista aquí señores del valle de Constanza es impresionante, es infinita. Los locales llegan de todas las partes de República Dominicana para admirar la vista, entenderás con esta perspectiva por qué le dicen la Suiza del Caribe.

4- Saborea Constanza

Algo que te vas a disfrutar sin duda es saborear lo que Constanza ofrece gracias a su tierra. Señores y señoras yo me comí Constanza hasta no poder más. Sus frutas, algunas que solamente se dan aquí, obviamente probar fresas en todas sus formas, sus vegetales en fin la gastronomía de Constanza más allá de ser creativa es divina, tu paladar y tu corazón te lo agradecerán. Si de casualidad estas hospedándote en el hotel (X), el restaurante con su vista y la creatividad del chef no te van a defraudar, créeme.

Saben que con tantos pinos, Constanza tiene un olor eterno a Navidad

5- Piedra Letrada

De la misma forma que nosotros teníamos indios taínos nuestra hermana República Dominicana también tuvo y muchos de ellos se asentaron en Constanza, viviendo cerca de los ríos. Los investigadores creen que este sitio arqueológico alguna vez sirvió como un santuario importante de los indígenas taínos.

El camino no es para todos y dependiendo de las lluvias puede ser que no puedas hacerlo. Este lugar es uno de los que tratan de conservar con mucho esfuerzo. Si ya has visto jeroglíficos en otras partes del mundo tal vez no es nada que te vaya asombrar pero yo soy amante del camino más que el destino y la aventura de llegar aquí (casi dos horas) fue lo que me gustó. También al estar tan remoto, la paz aquí y el silencio fue genial.

Constanza ofrece paisajes únicos que muchos de ellos no los encontrarás en otra parte del país, eso también lo hace especial.

6- Valle Nuevo

Amante al senderismo, al avistamiento de aves y por ende a la naturaleza pues Valle Nuevo se encargará de recargarte. Un camino rodeado con altos pinos y árboles de ébano verde. Esta área protegida, conocida como “Madre de las Aguas” o la madre de las fuentes de agua, cuenta con múltiples ríos que abastecen al país.

¿Sabías que los picos en el Valle Nuevo alcanzan los 7,000 y picos de pies? Lo cual se han reportado temperaturas bajo cero y inclusive se han visto los árboles congelados. ¿Quién pensaría que aquí podrías experimentar esas temperaturas?

Si estás planificando venir a este tierra que todo lo produce y estás buscando estadías, te recomiendo estos dos lugares que te teletransportan y no pensarás que estás en República Dominicana. Y es que en su diseño, sus vistas y sus alrededores te volarán la cabeza y le aportarán a tus vacaciones.

Y si eres amante de los dulces, no dejes de ir a la Dulcería Benza donde he probado uno de los mejores dulces de coco.

Constanza, es el vivo recuerdo de vivir la vida a un ritmo más lento. A esto me refiero a sentarse y disfrutar, dejar el rush de la vida cotidiana. Darte una cerveza, hacer senderismo, disfrutar de la vista del valle y que pasen los minutos y hablar con extraños que son amigos por conocer, es el vivo recordatorio para que la vida no se te escape.

Este lugar son de esos para no tener agenda sino dejar que las cosas fluyan y disfrutar de lo que la tierra tiene para ofrecer. Te invito a que salgas a descubrir a República Dominicana que es mucho más allá que Santo Domingo y Punta Cana.

No me atrevería decir jamás que conozco todo República Dominicana, pero ya he tenido la oportunidad de recorrer algunos de sus rincones y puedo entender, no tan solo el orgullo de los dominicanos por su país, sino su slogan de turismo: República Dominicana lo tiene todo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos