FEMA detuvo, por ahora, venta de activos de la AEE

Así lo reconoció el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz. “Cuando FEMA pone dinero para mejorar tu infraestructura, tú no puedes salir de eso".

Por Aiola Virella

Cuando en octubre pasado, el Gobierno anunció que las plantas generadoras de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no se venderían y que el proceso de privatización se transformaba en uno de concesión, la consideración que más peso tuvo en el cambio de planes fue que una venta de las plantas cerraba el acceso a fondos de recuperación de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Así lo reconoció el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz. “Cuando FEMA pone dinero para mejorar tu infraestructura, tú no puedes salir de eso. Digo, la puedes vender, pero tienes que devolver el dinero; entonces, más barato dinero gratis que dinero prestado con financiamiento. Esa es la razón principal (para no vender). Ahora, después de 15 años, sí podríamos vender los activos”, dijo Ortiz. Y ese sería el plan, vender después de los 15 años de concesión.

Actualmente, la AEE negocia con FEMA los estimados de costos para la recuperación del sistema eléctrico, tras los huracanes Irma y María. Según Ortiz, el estimado inicial de $16 mil millones se habría reducido, pero alegó que FEMA le requirió no divulgar la cifra hasta cerrar la negociación.

Al mismo tiempo, trabaja en los estimados de daños en Costa Sur por la actividad sísmica reciente en el sur de la isla. Ortiz insiste en que la central con la que generaban energía a menor costo en la AEE “tiene daños severos”. El seguro de la AEE para esa instalación es de $550 millones y, además, esperan reclamar a FEMA. El ingeniero reconoce que mantener la planta cerrada para generar con otras plantas y/o sumar una propuesta de generación de emergencia resultará más costoso, pero confía en que su póliza de seguro le cubra los “gastos extraordinarios”. Dijo que bajo esa contingencia se cubre la diferencia entre lo que costaba producir en Costa Sur versus la producción de energía de emergencia, si los seguros honran la póliza.

La posibilidad de no abrir Costa Sur está latente y dependerá de análisis estructurales, los fondos que apruebe FEMA y los seguros, además de considerar el plan de energía a 20 años. Ortiz sostiene que, aunque se hizo en el 2012 una inversión para llevar Costa Sur a gas natural, sigue siendo una planta vieja. “Fue una inversión bien pequeña. Como quiera, esa planta estaba para salir de operaciones en unos dos o tres años”, apuntó.

El funcionario es consciente de que debe lidiar con un asunto de credibilidad o falta de ella. “Tengo que asumir que la gente no les cree a los Gobiernos. No importa quién lo diga o quién esté sentado en mi silla. Prometer cosas ya no vale, tienen (las personas) que tocarlo y sentirlo en la factura”, concluyó el ingeniero.

 

Te recomendamos este video:

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo