Presidenta AMPR critica acuerdo sobre la deuda de Puerto Rico

"Es un insulto y una bofetada para el pueblo de Puerto Rico", indicó Elba Aponte Santos

Por Cybernews

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Elba Aponte Santos, criticó el lunes, acuerdo de la Junta de Control Fiscal (JCF) con un grupo de bonistas.

“Es un insulto y una bofetada para el pueblo de Puerto Rico que varios bancos de Wall Street hayan llegado a un acuerdo para recuperar un valor excesivamente alto por los bonos que poseen. Este acuerdo no respeta a nuestra gente. Muchos de los bancos de Wall Street se beneficiarán enormemente del acuerdo, mientras que los puertorriqueños continúan sufriendo dolor y desesperación mientras intentan, contra grandes adversidades, recuperarse de varios desastres naturales. Es despreciable que estos fondos buitres serán para llenarse los bolsillos, mientras que las escuelas fueron destruidas y cerradas, y la gente buscaba refugio, comida y agua. Su comportamiento despiadado e inmoral les permitirá obtener ganancias sobre los que más han sufrido y socavará la recuperación de la isla.

No debe haber duda de que la Asociación de Maestros continuará luchando por la equidad y la justicia a favor de los maestros de Puerto Rico. Ellos son los verdaderos héroes. El magisterio siempre estuvo presente y disponible para trabajar en las circunstancias más difíciles, consolaron a nuestros niños en medio del miedo y el trauma, mantuvieron las escuelas operando cuando la mayoría de las personas se habrían dado por vencidas. Su contribución a la recuperación de Puerto Rico ha sido inmensa e inspiradora. Y le quita el aliento a cualquiera saber que mientras estaban dando su corazón y sus almas para mantener abiertas las escuelas y ayudar a sus estudiantes, los bancos de Wall Street explotaron sus esfuerzos y se llenaron los bolsillos.

Continuaremos luchando por la justicia a favor de los estudiantes que servimos, las comunidades en las que vivimos y los educadores que representamos: salarios justos, un retiro vitalicio y atención médica asequible para que todos nuestros miembros tengan la dignidad económica que tanto se merecen. Los banqueros de Wall Street nunca nos detendrán en nuestra búsqueda de lo que es correcto y justo para nuestros miembros”, señaló Aponte Santos en declaraciones escritas.

El presidente de la Junta de Control Fiscal, Jose Carrión, tercero, anunció que lograron un nuevo acuerdo con ciertos tenedores de bonos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA) dentro de un marco mucho más amplio para el Plan de Ajuste, y así resolver 35 mil millones de dólares en reclamaciones relacionadas y no relacionadas a la deuda.

“Este nuevo y mejor acuerdo es una victoria para Puerto Rico.Reduce los pagos totales de la deuda en relación con el acuerdo que alcanzamos el año pasado, paga la deuda del estado Libre Asociado antes y tiene un apoyo significativamente mayor de los tenedores de bonos, lo que facilita aún más la salida de Puerto Rico de la quiebra, que se ha prolongado durante tres años”, dijo Carrión, tercero en declaraciones escritas.

Según Carrión, tercero, el nuevo acuerdo reduce el servicio de la deuda del ELA (incluido el capital y los intereses de los bonos senior de gravámenes de COFINA) en un 56 por ciento, de 90.4 mil millones a 39.7 mil millones de dólares.

Este acuerdo reduce el servicio total de la deuda en 5 mil millones de dólares adicionales cuando se compara con el Acuerdo de Apoyo anterior que la Junta de Supervisión había alcanzado con ungrupo más pequeño de tenedores de bonos el año pasado.

Según el nuevo acuerdo, Puerto Rico resolvería por completo su deuda heredada en 20 años, o sea, 10 años antes que con el acuerdo anterior.

El nuevo acuerdo reduce 35 mil millones de dólares de deuda y otros pasivos en un 70 por ciento (o sea, 24 mil millones de dólares), a menos de 11 mil millones de dólares, lo que representa una reducción adicional de mil millones en relación con el acuerdo anterior. Los tenedores de unos 8 mil millones de dólares en bonos respaldan el acuerdo, incluidas las cooperativas de crédito puertorriqueñas y los inversores municipales tradicionales.

“El nuevo acuerdo es otro paso adelante para Puerto Rico, y acerca a la Isla mucho más a la salida de la quiebra y al comienzo de una verdadera recuperación económica. La quiebra está deteniendo a Puerto Rico. Necesitamos resolver eso, y con este acuerdo, Puerto Rico lo resolverá más rápido, protegiendo las pensiones de los jubilados y los servicios gubernamentales que el pueblo de Puerto Rico tanto necesita y merece, según especifica el presupuesto y el Plan Fiscal certificado de la Junta de Supervisión " dijo la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko.

Este acuerdo provee una reducción promedio de 29 por ciento para los tenedores de bonos de obligación general (GO, por sus siglas en inglés) y una reducción promedio del 23 por ciento para los tenedores de bonos de la Autoridad de Edificios Públicos (PBA, por sus siglas en inglés) de Puerto Rico.

Los acreedores del ELA recibirían 10.7 mil millones de dólares en deuda nueva, la mitad en bonos GO y la otra mitad en bonos junior de gravámenes de COFINA, además de 3.8 mil millones de dólares en efectivo.

De igual modo, el nuevo acuerdo, que fue aprobado por la mayoría de los miembros de la Junta, reduce el servicio de la deuda anual máxima del ELA pagadero en cualquier año futuro, incluidos los bonos senior de gravámenes de COFINA, en más del 70 por ciento, de 4.2 mil millones de dólares anuales a 1.5 mil millones al año millones de dólares.

La Junta acordó resolver su reclamo de 6 mil millones de dólares en bonos que, según la misma Junta, excedió el límite de deuda del ELA.

Loading...
Revisa el siguiente artículo