Jaresko: "La Junta no necesita la aprobación de la gobernadora"

El ente creado por la Ley Promesa anunció ayer un nuevo acuerdo de reestructuración de deuda, que no cuenta con el aval del Gobierno

Por Miladys Soto

La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko aseguró que la gobernadora Wanda Vázquez aprobó el primer acuerdo con los bonistas, que incluía un servicio de deuda más alto, y se negó al nuevo acuerdo anunciado el fin de semana.

"La Junta no necesita la aprobación de la gobernadora", expuso Jaresko a preguntas de Metro sobre si tenía pautada una reunión para discutir la negativa de Vázquez sobre el acuerdo. La portavoz de la JCF aseguró que se reúnen constantemente con el Gobierno y que no dependían de la gobernadora para dar paso al acuerdo. Esta recalcó que ese tema sería uno que resolvería el Tribunal Federal en su momento.

A preguntas de la prensa sobre si entendía que la negativa de Vázquez se debía a que estaba en campaña político por lo que Jaresko expuso que "la Junta no es política". En un aparte con la prensa, la portavoz del ente creado por la Ley Promesa, mencionó los detalles del acuerdo alcanzado con el Comité Oficial de Retirados (COR), que incluye el recorte de 8.5% a las pensiones de $1,200 mensuales o más,  y crea un fideicomiso para asegurar el pago de las pensiones en el futuro.

Las expresiones de Jaresko se dan luego de que la gobernadora asegurara ayer que no avalaba el acuerdo debido a que no se hicieron cambios a ese recorte de pensiones.

"Tras analizar cuidadosamente los términos de este nuevo acuerdo y en vista de que la Junta de Supervisión Fiscal se negó a mejorar el trato a los pensionados en el mismo, mi gobierno ha determinado no unirse a dicho nuevo acuerdo según sus términos actuales. Nuevamente, mi posición durante este proceso ha sido que si los bonistas reciben mejor trato en un nuevo acuerdo, los pensionados también deben recibir mejor trato", expuso Vázquez en una comunicación escrita.

Acuerdo con bonistas de Obligaciones Generales

Jaresko aseguró que el acuerdo reduce la deuda del Gobierno de Puerto Rico, que asciende a $35,000 millones, a $11,000 millones. Asimismo, explicó que ambos acuerdos, el de los bonos de Obligación General y el de COFINA están sustentados en los recaudos de Impuesto de Venta y Uso (IVU).

Además, Jaresko expuso que el servicio de la deuda será durante 20 años, en lugar de 30 como se había esperado en el acuerdo que se había anunciad en septiembre.

"Estamos haciendo un gran negocio con estos acuerdos", opinó Jaresko, quien aseguró que los acuerdos tienen el bienestar de Puerto Rico en mente.

De igual forma, expuso que es necesario salir de la quiebra para crear empleos, y tener acceso a los mercados para pedir prestado para el desarrollo de nueva infraestructura.

Además, la directora de la JCF dijo que lograron "el mejor acuerdo posible".

Jaresko mencionó que con el nuevo acuerdo, que se incluirá en una versión actualizada del plan de ajuste, prevendrá un pleito que se  mantiene en el Tribunal Federal ante la jueza Laura Taylor Swain sobre esos bonos de Obligación General.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo