Gobernadora dice que no apoya nuevo acuerdo entre la JCF y varios acreedores

Vázquez Garced había apoyado públicamente el acuerdo anterior

Por Cybernews

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció el domingo que no acepta el acuerdo alcanzado por la Junta de Control Fiscal y un grupo de acreedores.

"El nuevo acuerdo también mejora la posición de los acreedores, ya que reciben unas nuevas protecciones legales que no eran parte del acuerdo al que se llegó en septiembre pasado. Esto incluye la emisión de nuevos bonos subordinados de COFINA, que protegen a los acreedores de obligaciones generales mediante un gravamen estatutario, así como la creación de  una cuenta de reserva, cuyos depósitos también estarán protegidos a favor de los bonistas mediante un gravamen estatutario. Además, aunque el acuerdo contiene ciertos aspectos positivos, como un recorte sustancial en el total de la deuda, contiene otros que resultan preocupantes.

Por todo lo anterior, y tras analizar cuidadosamente los términos de este nuevo acuerdo y en vista de que la Junta de Supervisión Fiscal se negó a mejorar el trato a los pensionados en el mismo, mi gobierno ha determinado no unirse a dicho nuevo acuerdo según sus términos actuales. Nuevamente, mi posición durante este proceso ha sido que si los bonistas reciben mejor trato en un nuevo acuerdo, los pensionados también deben recibir mejor trato. Esto es un asunto de justicia básica.

Los pensionados, como indiqué en septiembre, ya han hecho sacrificios en el pasado. Sin embargo, mientras que los bonistas reciben nuevas protecciones legales en este nuevo acuerdo, los pensionados no reciben ninguna mejora. Ante ese escenario, no puedo apoyar este nuevo acuerdo”, dijo la gobernadora en declaraciones escritas.

Vázquez Garced había apoyado públicamente el acuerdo anterior.

El presidente de la Junta de Control Fiscal, Jose Carrión, tercero, anunció que lograron un nuevo acuerdo con ciertos tenedores de bonos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA) dentro de un marco mucho más amplio para el Plan de Ajuste, y así resolver 35 mil millones de dólares en reclamaciones relacionadas y no relacionadas a la deuda.

“Este nuevo y mejor acuerdo es una victoria para Puerto Rico.Reduce los pagos totales de la deuda en relación con el acuerdo que alcanzamos el año pasado, paga la deuda del estado Libre Asociado antes y tiene un apoyo significativamente mayor de los tenedores de bonos, lo que facilita aún más la salida de Puerto Rico de la quiebra, que se ha prolongado durante tres años”, dijo Carrión, tercero en declaraciones escritas.

Según Carrión, el nuevo acuerdo reduce el servicio de la deuda del ELA (incluido el capital y los intereses de los bonos senior de gravámenes de COFINA) en un 56 por ciento, de 90.4 mil millones a 39.7 mil millones de dólares.

Este acuerdo reduce el servicio total de la deuda en 5 mil millones de dólares adicionales cuando se compara con el Acuerdo de Apoyo anterior que la Junta de Supervisión había alcanzado con un grupo más pequeño de tenedores de bonos el año pasado.

Eso significa que ahora Puerto Rico resolvería por completo su deuda heredada en 20 años, o sea, 10 años antes que con el acuerdo anterior.

El nuevo acuerdo reduce 35 mil millones de dólares de deuda y otros pasivos en un 70 por ciento (o sea, 24 mil millones de dólares), a menos de 11 mil millones de dólares, lo que representa una reducción adicional de mil millones en relación con el acuerdo anterior. Los tenedores de unos 8 mil millones de dólares en bonos respaldan el acuerdo, incluidas las cooperativas de crédito puertorriqueñas y los inversores municipales tradicionales.

“El nuevo acuerdo es otro paso adelante para Puerto Rico, y acerca a la Isla mucho más a la salida de la quiebra y al comienzo de una verdadera recuperación económica. La quiebra está deteniendo a Puerto Rico. Necesitamos resolver eso, y con este acuerdo, Puerto Rico lo resolverá más rápido, protegiendo las pensiones de los jubilados y los servicios gubernamentales que el pueblo de Puerto Rico tanto necesita y merece, según especifica el presupuesto y el Plan Fiscal certificado de la Junta de Supervisión " dijo la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko.

Este acuerdo provee una reducción promedio de 29 por ciento para los tenedores de bonos de obligación general (GO, por sus siglas en inglés) y una reducción promedio del 23 por ciento para los tenedores de bonos de la Autoridad de Edificios Públicos (PBA, por sus siglas en inglés) de Puerto Rico.

Los acreedores del ELA recibirían 10.7 mil millones de dólares  en deuda nueva, la mitad en bonos GO y la otra mitad en bonos junior de gravámenes de COFINA, además de 3.8 mil millones  de dólares en efectivo.

De igual modo, el nuevo acuerdo, que fue aprobado por la mayoría de los miembros de la Junta, reduce el servicio de la deuda anual máxima del ELA pagadero en cualquier año futuro, incluidos los bonos senior de gravámenes de COFINA, en más del 70 por ciento, de 4.2 mil millones de dólares anuales a 1.5 mil millones al año millones de dólares.

La Junta acordó resolver su reclamo de 6 mil millones de dólares en bonos que, según la misma Junta, excedió el límite de deuda del ELA.

 Te podría interesar:

La Junta de Supervisión Fiscal llega a un nuevo acuerdo para reestructurar $35 mil millones en deuda

Las revisiones reducen el servicio de la deuda en $5 mil millones adicionales y acortan el periodo de repago a 20 años

Loading...
Revisa el siguiente artículo