Guaynabo inaugura División de Protección a Víctimas de Violencia de Género

La división se subvenciona con una combinación de fondos federales del programa VOCA y fondos municipales

Por Cybernews

El alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez Otero inauguró el jueves la División de Protección a Víctimas de Violencia de Género.

Pérez Otero explicó en comunicación escrita que “esta iniciativa de mi administración se caracteriza por la atención personalizada a los participantes desde el mismo momento que la Policía Municipal toma conocimiento de que existe una querella por violencia de género. Desde el inicio de la intervención de la Policía en estos casos, se le brinda un servicio completo e integral a la víctima”.

Destacó que "no es necesaria la radicación de una querella. El agente protector y el trabajador social adscritos al programa, orientan al participante sobre todos sus derechos, las ayudas y los recursos que tiene disponibles. También acompañan a la víctima durante todo el proceso judicial o civil. Su intervención incluye, pero no se limita a diligenciar las órdenes de protección una vez emitidas por el Tribunal, acompañar y transportar al participante durante todas las etapas del proceso judicial indistintamente de la naturaleza del mismo (civil o criminal), servicio de asesoría legal y ayuda psicológica”.

El alcalde detalló que “la Oficina establece un plan de seguridad con el participante, el mismo se divide en dos etapas; antes del proceso judicial y después del proceso judicial. Este plan contempla canalizar cualquier otro servicio necesario que sea ofrecido por alguna agencia pública o alguna entidad sin fines de lucro”.

Explicó que “el personal de la Policía Municipal que está adscrito a esta oficina ha sido debidamente capacitado y adiestrado por la Policía de Puerto Rico para la Investigación de Casos de Violencia de Género”.

Esta División se subvenciona con una combinación de fondos federales del programa VOCA y fondos municipales. “La política pública de esta administración es clara en cuanto a la protección de víctimas de violencia de género y es por eso que hemos sido tan agresivos a la hora de presentar propuestas que redunden en la asignación de fondos para nuestro municipio”, aseguró.

La División comenzó a operar el 15 de enero de 2019 y hasta el momento ha atendido total 112 personas, 86 féminas y 16 varones. Esta cifra incluye menores de edad, personas de edad avanzada y miembros de la comunidad LGBTTQ.

Recordó que “antes de que se creara la División, las víctimas de violencia de género estaban prácticamente solas, ya que el enfoque y la responsabilidad mayor de la Policía era principalmente con la persona victimaria. Las víctimas enfrentaban el proceso sin asistencia alguna. Asistían a solicitar recursos en el Tribunal sin entender los protocolos y muchas veces sin tener herramientas para llenar la documentación requerida. Desde la creación de esta oficina, las víctimas residentes en Guaynabo no están solas, conocen sus derechos y están protegidas por la Policía Municipal, lo que tiene el efecto de que se atiendan los casos hasta las últimas consecuencias y que al final del día se haga justicia”.

Por otro lado, mencionó que las víctimas de hostigamiento sexual también reciben servicios.

“Con la adopción del Reglamento Para la Prevención del Hostigamiento Sexual en el Municipio Autónomo de Guaynabo, implantado en esta administración, la División de Protección a Víctimas de Violencia de Género trabaja mano a mano con el Departamento de Recursos Humanos en el área del Plan de Seguridad y se le ofrecen los servicios a las empleados víctimas de Hostigamiento Sexual para asistirlas, darle protección y brindarle los servicios de la división”, sostuvo.

La Orden General que crea la división establece que al presentarse una víctima o hacer llamada telefónica informando una situación de Violencia de Género tiene que asistir a la persona con empatía y profesionalismo. El supervisor llamará a la División de Protección a Víctimas de Violencia de Género para orientar a la víctima sobre nuestros servicios.

Pérez Otero explicó que “con la intervención temprana de nuestros agentes protectores y nuestros trabajadores sociales se le orienta a la víctima y si la situación conlleva un arresto por violación a la Ley 54, nuestros investigadores llevarán los casos ante la fiscalía. También hemos orientado a patronos a solicitar órdenes de protección a favor de empleados para salva guardar la seguridad del entorno laboral”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo