Anticipan un nuevo “abismo fiscal”

Un informe de Espacios Abiertos reclamó que los próximos acuerdos de reestructuración cumplan con la sostenibilidad en los pagos de deuda pública

Por Miladys Soto

El acuerdo de reestructuración de deuda de la Corporación para el Fondo de Interés Apremiante (Cofina), llevará a Puerto Rico a pagos insostenibles en el futuro, según concluyó el estudio “Efecto Cofina: quién gana. Quién paga”, del economista Daniel Santamaría Ots, analista senior de la entidad Espacios Abiertos (EA).

Cecille Blondet, directora ejecutiva de EA, aseguró que el acuerdo de Cofina “fue un buen negocio para los bonistas y un mal negocio para Puerto Rico”. La portavoz de la entidad dijo que el estudio demuestra que las advertencias de los economistas sobre las medidas de austeridad  y la imposibilidad de cumplir con los múltiples acuerdos “se han hecho realidad”.

“La Junta de Supervisión Fiscal y el Gobierno actúan de manera irresponsable cuando acomodan números en los planes fiscales para apoyar unos acuerdos que tienen un efecto, no solo en el bolsillo de la gente, sino en la viabilidad económica de Puerto Rico”, sentenció Blondet, quien agregó que se ha revisado los planes fiscales cuando ven que no se cumplen las proyecciones, sin embargo, se mantienen los acuerdos.

La presentación del estudio se da en momentos en que el Gobierno y la JCF habrían logrado un nuevo acuerdo de reestructuración de deuda de los Bonos de Obligación General. Según reportó The Wall Street Journal, se alcanzó un acuerdo tentativo con Aurelius y Autonomy, entre otros acreedores.

El portavoz de prensa de la JCF, Edward Zayas, indicó que no emitirían comentarios sobre el tema. Mientras, Iván Caraballo, oficial de prensa de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), se limitó a decir que “hay un proceso de mediación en curso, por lo que no hay comentarios al respecto”.

Estudio detalla no hubo ahorro con acuerdo de Cofina

Para el estudio sobre los efectos del acuerdo de Cofina, el economista examinó los seis planes fiscales que ha certificado la JCF desde la aprobación de la Ley Promesa y la conversión de los 171 bonos antiguos de Cofina, calculando su equivalencia en los nuevos bonos.

“Los $17,500 millones de ‘ahorros’ que anunciaron, tanto la Junta como el Gobierno, y que todavía mantienen en la página de internet de Cofina, es un número que, según los expertos, no tenía sentido y que este informe válida como erróneo. Que dicho cómputo todavía se defienda por la Junta y el Gobierno desafía a las leyes de las finanzas, ignora principios básicos de valoración de activos y pone en tela de juicio la capacidad o intención de quienes se supone defendieran los intereses del pueblo de Puerto Rico ante los bonistas”, puntualizó Santamaría Ots.

Entre las recomendaciones, el estudio incluye la eliminación de las medidas de austeridad, así como procesos de reestructuración de deuda coordinados y no individuales, como se ha hecho hasta el momento.

El informe también recomienda que la JCF cese la sobrestimación de los efectos de las reformas estructurales en el crecimiento del producto nacional bruto real.

Loading...
Revisa el siguiente artículo