Conoce a la nueva candidata a la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana

La abogada Leslie Martínez Botet conversó con Metro sobre sus motivaciones para aspirar a la candidatura de la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana

Por Juan Marrero Delgado

Confiada en su experiencia como filántropa y en sus dos candidaturas para la alcaldía de Miami Beach, Leslie Martínez Botet busca ser la aspirante al máximo puesto electivo por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

De llegar a la gobernación, las prioridades de Martínez Botet estarían en derrotar la ley PROMESA, así como a la Junta de Control Fiscal y sus poderes sobre Puerto Rico, el empoderamiento de las comunidades, el empresarismo y la creación de empleos, entre otros.

“Nos educan para ser empleados de alguien. Yo trabajo por mi cuenta, el día que quiero me levanto tarde, el día que quiero no duermo trabajando. Probablemente gano menos de lo que gana una persona en un bufete”, expresó la abogada en entrevista con Metro.

Para ayudar a fomentar la idea del empresarismo, propone incentivos directos a los ciudadanos y una moratoria en los permisos que otorga el Gobierno.

Sobre sus ideas para que el Congreso elimine la la ley PROMESA, reconoció que está “en el proceso de educarme, leerme una demanda preparada por el licenciado Nicolás Medina sobre la sección 210 de PROMESA, para generar fondos mediantes actividades, o sabe Dios cómo, para confrontar el Congreso cara a cara cuando me prepare bien. ¿Cuándo lo voy hacer?, cuando se den todos esos elementos”.

El domingo, en el Centro de Bellas Artes de Caguas, Martínez Botet se enfrentará en una asamblea nacional a la licenciada Alexandra Lúgaro por la candidatura a la gobernación bajo la insignia del MVC.

Aunque asegura admirar a su contrincante, y la cataloga como una pionera, Martínez Botet resaltó las razones por las que debe prevalecer.

“Tengo experiencia en relaciones con Estados Unidos, tengo la experiencia con los senadores y representantes de Puerto Rico. Tengo la experiencia de filantropía y del activismo, y no veo a Alexandra Lúgaro en filantropía. No veo a Alexandra Lúgaro sentada en una caja de cartón escuchando a un deambulante que está ahí”, comentó.

Por otro lado, aunque aceptó haber pertenecido al Partido Republicano, luego del trato del presidente Donald Trump a Puerto Rico tras el paso del huracán María, no se inclina por la estadidad, sino que estaría entre “la soberanía o la independencia”.

En 1984 Martínez Botet votó mediante write in por ella misma y dijo que en las pasadas elecciones, cree, que apoyó al empresario Manolo Cidre.

A su juicio, hay cambios necesarios que deben concretarse en la relación entre Puerto Rico cy Estados Unidos. “Si nosotros no tuviéramos las leyes de cabotaje, si nosotros pudiéramos contratar y hacer negocios donde quisiéramos, si pudiéramos exportar libremente nuestros productos….. Se podrían hacer muchas cosas si no tuviéramos esas imposiciones”.

Martínez Botet aseguró que cursó sus estudios en Puerto Rico, pese haber estado desde el 1993 al 2001 residiendo en Miami Beach, donde buscó convertirse en alcaldesa en dos ocasiones.
En el 2001 fue aceptada en la escuela de derecho de la Pontificia Universidad de Ponce.

Loading...
Revisa el siguiente artículo