Truenan contra presidente de la UPR por penalización a empleados

La queja la realiza La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios. (APPU)

Por Metro Puerto Rico

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios rechazó el miércoles una petición para detener el pago de nómina y beneficios marginales a empleados de los recintos de Ponce, Humacao, y Mayagüez por los días que estuvieron cerrados por paralizaciones estudiantiles, gestión del presidente Haddock.

El presidente de la APPU, Ángel Rodríguez, expresó en comunicación escrita que es lamentable constatar la disposición de Haddock para penalizar empleados por acciones que no fueron suyas, mientras es altamente tímido con el gobierno de turno y la Junta de Control Fiscal en la defensa del presupuesto de la UPR. “Parece que se le hace más fácil atacar a los más vulnerables, que a quienes mantienen a la universidad en crisis permanente”, manifestó Rodríguez.

Te podría interesar:

Advierten a funcionarios del gobierno sobre negar documentos para investigación cameral

Advirtieron sobre una supuesta negativa del secretario de Estado en entregar documentos solicitados

Dijo también que: “Lo más indicado sería que el presidente Haddock tuviera la valentía, como representante de la comunidad universitaria, de dejarle saber a los legisladores que crearon esa Ley 90 que los asuntos de la UPR se deben dirimir en la universidad. La creación de leyes para reprimir y tratar de evitar manifestaciones en defensa de la universidad, no mejoran nuestras condiciones”.

De aprobarse esta medida en la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, cientos de empleados no docentes y docentes en puestos administrativos se verán afectados.

Señaló el líder de la APPU que “las condiciones de trabajo de los/as empleados de la UPR empeoran cada día más. La sobrecarga de tareas y empeoramiento de servicios son una constante ante la crisis económica que vive la universidad. Le pedimos al presidente Haddock que mire hacia el gobierno y la Junta de Control Fiscal para hacer reclamos. No es justo que dirija sus acciones contra las personas que cada día trabajan por una mejor universidad, a pesar de la falta de recursos y la sobrecarga de trabajo, producto de los recortes a la institución”.

Rodríguez concluyó exhortando al doctor Haddock a detener esta acción, mientras advirtió que, “este tipo de intento de reprimir las manifestaciones democráticas en defensa de la UPR, no van a limitar las acciones de la comunidad universitaria que busca mejorar sus condiciones de trabajo. Por el contrario, nuestra agenda de trabajo por una mejor universidad seguirá siendo nuestro norte”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo