Reclaman seguridad en las escuelas

Alcaldes y padres exigen inspecciones más minuciosas

Por Lyanne Meléndez García

Un total de 177 escuelas públicas retomaron clases ayer luego de la emergencia generada desde principios de enero por la incesante actividad sísmica.

Sin embargo, la impresión de los padres y algunos alcaldes ha sido de desconfianza en torno a las estructuras de los planteles y su capacidad o resistencia para tolerar un movimiento telúrico de alta magnitud.

En comunicados de prensa, los alcaldes de Añasco, Jorge E. Estévez Martínez, y Salinas, Karilyn Bonilla Colón, denunciaron problemas o falta de inspecciones en los planteles de sus municipios.

“Los estudiantes, maestros, padres y encargados llaman diariamente al municipio y me detienen en la calle para saber cuándo abrirán las escuelas. Ya están preocupados y ansiosos”, aseguró el alcalde al añadir que las escuelas Antonio González Suárez, Carmen Casasus Marti, Espino, Isabel Suárez, Alcides Figueroa y Luis Muñoz Marín atienden a más de 2,000 estudiantes.

Por su parte, Bonilla Colón envió una carta al Departamento de Educación detallando su preocupación por la inspección que la agencia realizó en los planteles Félix Garay Elemental y la Intermedia Antonio Ledée. “Mi preocupación se basa en el propio documento del ingeniero que contrató el DE, donde claramente especifica en letras pequeñitas que la inspección fue solamente visual para determinar si habían daños estructurales mayores y que para determinar si existen daños de magnitud, hay que realizar estudios a profundidad. A mí me parece que esta situación es muy seria y que hay que realizar estudios mayores porque la realidad que estamos viviendo en Puerto Rico es de temblores todos los días, de distintas magnitudes. Me preocupa la seguridad de las escuelas”, indicó la alcaldesa.

En redes sociales, algunos padres han expresado su preocupación sobre si son seguras o no las estructuras, mientras, aún no tienen acceso a los informes completos de los ingenieros.

El secretario de Educación, Eligio Hernández, aseguró que “las comunidades escolares que tienen algún tipo de inquietud pueden acercarse a las oficinas regionales educativas, los superintendentes regionales van a canalizar sus dudas, inquietudes, preocupaciones”.

“Existen algunas grietas en lugares y son los ingenieros los que nos dicen si hay grietas de empañetado o estructura, así que son los expertos los que nos dan el sentido de dirección y tenemos que validar lo que dice cada uno de ellos”, sostuvo Hernández.

Añadió que “sobre la opinión de un profesional a una opinión personal es ver cuál de las dos vamos a tener. Vamos a tomar las acciones conforme a las certificaciones que nos den los ingenieros”. Recordó que las inspecciones son para ver si hubo daños, si la estructura está apta y cotejar el estado general de la escuela.

En el caso de los municipios del sur, el titular de la agencia explicó que la expectativa es que la próxima semana informen una fecha de comienzo de clases.

Loading...
Revisa el siguiente artículo