Anuncian iniciativa para apoyar emprendedoras

“Cuando nos apoyamos, somos más”, es un proyecto del Centro para Puerto Rico junto con múltiples empresas que busca impactar a más de 30 mujeres

Por Miladys Soto

Un total de 32 emprendedoras, entre ellas seis mujeres cuyos negocios se vieron afectados por los terremotos que impactaron el área sur, se beneficiarán de una iniciativa de capacitación y de fondos semilla que ofrecerá el Centro para Puerto Rico junto con Wal-Mart y Kimberly-Clark.

En conferencia de prensa Catherine Mir, responsable del Mercadeo de Kimberly-Clark, expuso que las empresas donarán $20,000, que se utilizarán para talleres dirigidos a que las mujeres puedan desarrollar sus negocios.

Además, se donarán otros $25,000 que se utilizarán para atender distintas necesidades de los pequeños y medianos negocios de las participantes.

Evelyn Nieves, directora de Programas y Servicios del Centro para Puerto Rico, precisó que el capital semilla que se repartirá está destinado mayormente a la compra de equipo, permisos, gestiones legales, entre otras necesidades de 10 empresarias que ya han desarrollado sus empresas.

“Son mujeres que se afectaron porque no hay luz, porque tuvieron pérdidas, no han podido dar sus servicios”, dijo Nieves.

Buscan incluir a las mujeres en iniciativas empresariales

“En Puerto Rico la pobreza tiene rostro de mujer. Esas son las palabras de nuestra fundadora y presidenta de la Junta, Sila M. Calderón. Y esa es la realidad confirmada durante el trabajo que hemos realizado en distintas comunidades a lo largo de una década”, manifestó el presidente del Centro para Puerto Rico, Dennis Román-Roa.

Sobre ese particular, Díaz expuso que la mayoría de las mujeres que solicitan los servicios de capacitación empresarial del Centro son jefas de familia bajo el nivel de pobreza. De las 32 participantes de la iniciativa, 17 están por debajo del nivel.
Algunas de las participantes del Programa de Formación Empresarial para la Mujer compartieron cómo sacaron a sus hijos adelante gracias a sus nuevos negocios, tras perderlo todo al quedarse sin empleo y por el huracán María.

Una de ellas fue Denisse González, de Morovis, quien tomó el Programa de Formación Empresarial y tras trabajar por 18 años como florista busca establecer su propio local. “He tratado de montar mi negocio pero ha sido bien cuesta arriba”, lamentó la madre de cuatro, quien agregó que tras los temblores perdió pedidos debido a la falta de energía eléctrica. Asimismo, González indicó que actualmente necesita una nevera para poder refrigerar las flores que trabaja y sacarle un mayor provecho a sus creaciones.

Otra emprendedora que compartió su historia fue Tatiana Rosado Meléndez, de A Mano Pelá, especializada en pastas artesanales. “No quería saber de ningún patrono, patronos que explotan a uno y decidí renunciar”, expresó Meléndez sobre cómo decidió emprender tras trabajar toda su vida en la industria de alimentos.

Meléndez, quien perdió una pierna tras un accidente el pasado año busca utilizar el capital que se le asigne para formalizar su negocio y comprar inventario.

Las mujeres interesadas en participar de la iniciativa pueden llamar al Centro para Puerto Rico al 787-765-4500.

Loading...
Revisa el siguiente artículo