Noticias

Comerciantes del Oeste piden no los dejen de visitar

Este fin de semana largo van a estar abiertos al público en La Parguera y Combate

LAJAS – El evento sísmico, sin duda, ya empieza a repercutir en la actividad económica de algunos municipios. Al menos así indicaron varios comerciantes de la zona del poblado de La Parguera en el municipio de Lajas.

Tras los sismos de magnitud 5.8 y 6.4 la semana pasada y las interminables réplicas, varios propietarios de restaurantes se vieron obligados a cerrar sus comercios y durante la semana han tenido que cerrar más temprano de lo usual debido a la ausencia de comensales. Sin embargo, según Beno Rodríguez, propietario de Moorings, su decisión de cerrar más temprano es para poder permitirles a sus empleados que acudan junto a sus familiares.

“No está llegando [la actividad económica a la zona]”, dijo Rodríguez a Metro. El comerciante también resaltó que, a pesar de que mantiene abierta su operación, ha cancelado las actividades artísticas debido a la situación de emergencia en el sur de la isla. “Lo que nos obliga a cerrar es que no hay a quién venderle y lo entendemos”, explicó.

José “Piculín” Ortiz, propietario de Vintage Pizza en La Parguera, confesó que durante el fin de semana pasado experimentó pérdidas. Aunque no precisó una cifra, sostuvo que en un fin de semana habitual siempre hay clientes en el establecimiento, pero no fue igual en días recientes. A su vez, se mostró positivo en que durante las próximas semanas la actividad económica en la zona mejorará.

El alcalde de Lajas, Marcos Irizarry comentó que el fin de semana después del sismo de magnitud 6.4, experimentaron pérdidas alrededor de $700,000 en la actividad económica del municipio. “Tenemos que seguir para adelante porque el ingreso principal de Lajas es el turismo”, expuso el alcalde, quien a su vez mencionó que cerca de 350 casas reportaron daños tras los sismos.

Cabo Rojo también siente el impacto del terremoto

El alcalde de Cabo Rojo, Roberto Ramírez, reconoció que el aumento en temblores han detenido el turismo y la actividad económica en el municipio incluidas las zonas de Combate y Boquerón.

“Se nota la merma. Se ve que no hay el flujo de gente que había anterior a los movimientos telúricos”, resaltó Ramírez en entrevista telefónica.

Indicó, además, que en días recientes han experimentado un aumento en las cancelaciones de estadías en las hospederías del municipio. “Más o menos un 20 % [de las estadías] se han estado cancelando”, estimó el alcalde, quien también expuso que alrededor de 50 residencias sufrieron algún tipo de daño tras los sismos.

De otra parte, los miembros del Comité de Comerciantes Unidos Pro Combate anunciaron estar preparados para recibir a los visitantes que usualmente llegan hasta la Playa El Combate durante los fines de semana para disfrutar con su familia de la playa más larga de Puerto Rico, excelentes restaurantes, bellos atractivos turísticos, y las facilidades de rampa para lanchas y motoras acuáticas en El Combate.

“Ciertamente, nos sentimos muy consternados por todos los daños sufridos y las emociones que están experimentando nuestros hermanos puertorriqueños a través de toda la Isla.  Desde el 7 de enero hemos estado apoyando a las comunidades y empresarios cercanos a lidiar con esta nueva realidad y proveyendo alimentos y suministros a las personas más afectadas. Reconocemos que los movimientos sísmicos son una nueva experiencia para todos en la Isla, y es posible que persistan por algún tiempo; por lo que debemos ajustarnos a esta situación.”, mencionó Tomás Ramírez, líder en la industria turística y codueño del Parador Combate Beach Resort.

Según Ramírez, este fin de semana largo celebramos el natalicio de Martin Luther King, y presenta una gran oportunidad para visitar la zona y ayudar directamente a los damnificados; mientras se disfruta de los atractivos de El Combate y se contribuye a la recuperación económica de la región.

“Ciertamente, la mejor manera de apoyar a nuestra gente en las regiones de Porta del Sol y Porta Caribe, es visitando las áreas seguras y reactivando la actividad económica en ambas regiones, las cuales, en gran parte, dependen del turismo.  En ese aspecto, concurrimos con el llamado que han hecho los alcaldes de Lajas, y Cabo Rojo, sobre la necesidad de hacer un esfuerzo adicional para restablecer nuestras vidas y rutinas diarias.”, añadió Ramírez.

Cabo Rojo tiene sobre treinta atractivos reconocidos y la gran mayoría están operando. Entre los atractivos más icónicos y cercanos a la región de El Combate, están el Centro Interpretativo de las Salinas, el Faro Los Morrillos, las playas El Combate y La Playuela, y el Refugio Nacional de Vida Silvestre, ideal para la fotografía y donde hoy habitan cientos de aves migratorias del norte.

Los restaurantes en Cabo Rojo están operando a capacidad y listos para recibir el público.  “Tenemos una oferta gastronómica exquisita y bien variada para acomodar a todos los gustos y presupuestos. Entre los restaurantes de El Combate que han estado operando están Genesis, Kings Pizza, Señor Burger, Rikaturas, Antojitos Evel, La Casona, Los Chapines y Santos.  En el poblado de Boquerón, recomendamos a Pika Pika, Terramar y World Cup; y en el centro del pueblo a La Herencia.”, señaló, Xavier A. Ramírez, líder en el comité de comerciantes.

Otros comercios que están operando y dando el servicio que los caracteriza son el Colmado Chiquitín. Luichis’ Guest House, y la guardería de botes Puerto Escondido.

“Definitivamente, estamos listos para recibirlos y los invitamos a escaparse al oeste para visitar nuestra zona durante este próximo fin de semana largo.  Al igual que otros comercios en El Combate, nuestro hotel ha estado en operación y proveyendo el servicio de calidad que nos caracteriza, principalmente a un gran número de turistas extranjeros y al personal de apoyo que ha estado llegando a nuestra región.”, concluyó diciendo Xavier A. Ramírez, Gerente General del Parador Combate Beach Resort.

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos