600 vouchers para enfrentar crisis de vivienda

Así lo indicó el secretario de Vivienda en entrevista con Metro

Por Manuel Guillama Capella

Ante la crisis de vivienda que ya enfrenta la región sudoeste de Puerto Rico como consecuencia de los terremotos de las pasadas dos semanas  —y cuyo alcance aún no ha sido determinado a ciencia cierta—, el Departamento de Vivienda (DV) cuenta con cerca de 600 vouchers para asistir a personas que necesiten buscar una residencia permanente o temporal.

El secretario de la Vivienda, Fernando Gil, detalló en una entrevista con Metro que 500 de estos vales corresponden al programa de Sección 8, mediante el cual la agencia, con fondos federales, subsidia el alquiler de una residencia en el mercado privado.

“Se puede llegar también a una cifra mayor (de 500). Hay que ver cuál es (el grado) de necesidad”, indicó Gil.

Asimismo, precisó que la agencia cuenta con entre 100 y 120 vouchers adicionales, a través del Emergency Support Grant.

Mediante estos vales “podemos dar renta o asistencia de renta sin importar la condición económica de las personas, siempre y cuando la persona quede desplazada y sin hogar. También, dentro de los programas de HOME, se puede hacer una renta temporera por un año y prorrogarlo a dos años, de ser necesario”, sostuvo.

Situación “totalmente atípica”

Gil fue enfático en describir la situación actual que enfrenta la zona sudoeste del país como “totalmente atípica” en términos de la gente que ha optado por buscar refugios, tanto en centros administrados por el Gobierno como en otros espacios de carácter informal.

“De hecho…, es una cuestión de ansiedad generalizada y el trauma con volver a la casa. (Esa sensación) se recrudece por todas las experiencias vividas por (el huracán) María. Pero en este caso, se ve en otro entorno, que es en la propia casa, porque las personas llegan y piensan: ‘se me puede caer el techo encima’”, señaló el secretario, al puntualizar que ello representa un reto, pues FEMA y el DV no tienen el peritaje para atender el elemento psicológico.

“Nosotros estamos junto a Assmca (Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción), el Departamento de la Familia, organizaciones sin fines de lucro y voluntarios que son profesionales en la materia tratando de aclarar esta situación y mitigarla de forma tal que las personas vuelvan a la normalidad, dentro de lo que cabe”, agregó Gil.

Loading...
Revisa el siguiente artículo