Inspecciones de escuelas no detectarán resistencia a sismos

El Gobierno está inspeccionando escuelas, pero al momento no se ha ofrecido una cifra de cuántas han evaluado

Por Lyanne Meléndez García

Las evaluaciones que se están realizando en las escuelas públicas a raíz de los temblores reportados no están diseñadas para establecer si las estructuras son resistentes a un sismo de mayor magnitud.

Así lo afirmó el ingeniero Carlos Pesquera, quien fue nombrado hace unos días asesor de infraestructura de La Fortaleza, al señalar que las inspecciones serán únicamente para determinar si hay daños o no en los 856 planteles escolares.

“Hay que separar la inspección ocular que se está haciendo en las escuelas y lo que se va a hacer con las escuelas una vez empiece un programa para lo cual se va a trabajar. Lo que se puede hacer es verificar que las escuelas visitadas no sufrieron daños como consecuencia de los sismos desde el 28 de diciembre”, explicó Pesquera.

Señaló que se trata de inspecciones oculares para rectificar si hay daños visibles. “Las escuelas donde no se observaron daños están en la misma condición previa al 28 de diciembre. Eso es lo que se persigue a corto plazo”, expresó.

Aclaró que esta primera fase “no es identificar escuelas vulnerables, no es identificar posible reparación… Es ver si hubo daños que hacen la escuela más vulnerable, esa es la etapa inicial”. Detalló que en los municipios gravemente afectados por los terremotos, las escuelas recibirán una nueva visita, una vez disminuya la intensidad de las réplicas. “Hay que revisitar estas escuelas porque donde no ha habido daños, puede ser que ahora haya daños”, detalló el ingeniero.

La información provista por Pesquera coincide con la experiencia que relató una maestra de la escuela María Vázquez de Umpierre en Bayamón donde dos ingenieros hicieron una inspección ocular en el plantel por espacio de dos horas, pero le afirmaron que solamente podían verificar daños. “Le pregunté si la escuela es resistente y ellos dijeron que no pueden certificar eso, que nadie puede certificar eso, porque eso conlleva muchos factores diferentes, que realmente ellos no pueden hacer esa certificación”, detalló la maestra Adriana Piñeiro Figueroa, durante una conferencia de prensa de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR).

Reclamo de los maestros

La presidenta de la Federación, Mercedes Martínez hizo un reclamo por la seguridad de los niños y maestros, mientras solicitó al secretario de Educación, Eligio Hernández, una reunión. El vicepresidente de la FMPR, Edwin Morales, dijo que exigen “transparencia y rigurosidad del proceso. Podemos constatar que ha sido un proceso que arroja más dudas de lo que aclara y tenemos un deber ministerial de llamar la atención a las autoridades pertinentes de que no jueguen con la vida de nuestros estudiantes y maestros”. El grupo, junto al Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública, sostendrá hoy un encuentro con el Colegio de Ingenieros, entidad que ha advertido que alrededor de 400 escuelas tienen problemas de columna corta; es decir, que pueden fallar y colapsar en caso de un terremoto mayor. Algunas estructuras fueron construidas con códigos viejos. De hecho, el secretario del DE admitió el 95 % de los planteles no cumple con estándares de construcción.

Se requerirán miles de millones

A largo plazo, Pesquera indicó que desarrollarán un programa para evaluar a fondo y, finalmente, fortalecer las estructuras de las escuelas para hacerlas más resistentes a los sismos. “En esencia, es lo que se sigue siempre para una estructura existente: salvar vidas. Uno quiere evitar el colapso que hubo en la escuela de Guánica”, planteó. Buscarán evaluar y mitigar los daños de las escuelas a base de criterios técnicos y prioridades como la localización, el año de construcción, los sistemas estructurales utilizados, entre otros. “Luego viene la fase que es más compleja y cara, que es contratar con empresas y las implementen; es decir, las reparen. Eso sí, hay una complejidad y es el calendario escolar. Hay que buscar la forma de calendarizar las reparaciones”, señaló Pesquera.

Para pagar las reparaciones, hay varias alternativas. Entre ellas, mencionó el presupuesto de mitigación federal que actualmente está bajo el control del Estado de un total de $3,000 millones. Otra es utilizar dinero que debía ser para el pago de deuda y que está en una cuenta de reserva. Pero “tiene que haber un compromiso del Gobierno de Puerto Rico, Legislatura y de la Junta (de Control Fiscal)”, expuso Pesquera. Según su estimado, las reparaciones podrían costar alrededor de $1,500 millones, pero dependerá de lo que se halle. “Lo que tienen que saber es que el Gobierno va a asegurarse que la escuela no está comprometida y se van a identificar las opciones”, aseguró.

Silencio sobre escuelas ya inspeccionadas

Si bien el Departamento de Educación informó que continúan trabajando en la inspección de las escuelas, la agencia declinó informar los avances. “Los ingenieros siguen trabajando según el plan que se había establecido. Tanto DE a través de OMEP como AFI y AEP están concentrados en las evaluaciones de los planteles”, expresó el portavoz Alex Ramos, sin ofrecer más detalles.

¿Cómo se determina resistencia de una estructura?

• Se debe conocer las condiciones de materiales utilizados.

• Se deben examinar los planos de construcción.

• Incide la ubicación geográfica.

• Es importante el año de la construcción.

• Se debe determinar los sistemas estructurales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo