La vida les cambió en segundos

Cientos de personas en el suroeste del país vivieron los estragos directos de un nuevo terremoto que sorprendió a muchos y dejó daños estructurales en residencias, edificios y áreas naturales

Por Lyanne Meléndez García

Lo que típicamente se espera sea un día de fiesta y celebración con la llegada de los Tres Santos Reyes, se convirtió ayer en una tragedia para residentes de la Barriada Esperanza en Guánica, donde al menos seis residencias sufrieron graves daños y cinco de ellas colapsaron, tras un sismo de 5.8 grados de magnitud, que provocó que varios municipios solicitaran un estado de emergencia.

El fuerte temblor provocó daños estructurales y en los interiores de múltiples hogares, carreteras afectadas y cientos de personas sin servicio de energía eléctrica, por lo que los municipios de Guánica, Yauco, Guayanilla, Mayagüez y Ponce buscaban ser declarados en estado de emergencia.

Al menos una treintena de personas se refugió en el Coliseo de Guánica ante el peligro que representan sus viviendas.

Mientras, un semblante devastador reinaba entre los curiosos vecinos que llegaron hasta las calles Luis Quiñones y la Calle 2 del Barriada Esperanza, al ver algunas de las residencias afectadas.

A nivel municipal, fueron 11 las residencias dañadas en su totalidad, según el alcalde Santos Seda. Además, la alcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez, informó que cinco casas se vieron afectadas en ese municipio. Asimismo, en Guayanilla, Yauco y Mayagüez hubo daños.

La gobernadora Wanda Vázquez visitó en la tarde la zona más afectada en Guánica y dijo que evalúa el pedido del alcalde de declarar la zona como zona de desastre. “La vamos a considerar, eso depende del assessment que se haga de los daños, por eso es importante que los ingenieros no solamente hoy, sino mañana, van a venir a hacer todo el examen de todas las viviendas”, expresó Vázquez, quien estuvo acompañada por la senadora Evelyn Vázquez, los senadores Eduardo Bhatia y Luis Berdiel y el ingeniero Carlos Pesquera. Aseguró que junto al alcalde coordinarán la visita de trabajadores sociales a personas afectadas.

Decenas de vecinos llegaron a la Barriada Esperanza, para observar el desenlace del temblor reportado a las 6:30 a.m., que tuvo varias replicas fuertes. En la calle Luis Quiñones, tres familias sufrieron el colapso de su hogar.  “Me estaba levantando en ese momento. Logré salir por la puerta de atrás. Por dentro está entera (la casa), el problema son las columnas”, dijo a Metro el dueño de una de las residencias afectadas, Silvestre Alicea Orta. Explicó que había comenzado a prepararse luego de haber ido a las orientaciones del municipio y gobierno. Comenzó a construir un baño en la parte baja de la residencia y a añadir más columnas. Alicea Orta vive solo y su residencia no tiene póliza de seguro. No obstante, pernoctará por el momento en casa de su hermana.

“Fue severo, demasiado.  Fue el peor desde que pasó el primero. Estoy nervioso. Mi casa también es en altos, tiene algunas grietas, pero es leve”.

Cristino Rodríguez,
vecino de la Barriada Esperanza en Guánica

Mientras, en la calle detrás de esas residencias, a otras dos le colapsaron las columnas que le sostenían y en una tercera cayó su segundo nivel.

“Para esto uno no está preparado. Hay personas que le causan más efecto que a otras. Tengo mi bulto y estoy preparado, pero estas cosas uno nunca se siente preparado”, expresó Cristino Rodríguez, quien confesó que su hogar también está sostenido sobre columnas lo que le levanta aún más preocupación.

Otro de los residentes, quien quiso identificarse como Toñito, contó que le cayó encima un mueble del juego de cama, y sufrió varios daños internos en su residencia.

Por su parte, en el municipio de Guayanilla, una residencia en el Barrio Playa terminó con sus columnas colapsadas y el techo de la casa aplastó dos autos. La familia, compuesta por una pareja y sus dos hijos, lograron desalojar con vida.

Estructuras como el centro gubernamental de Guánica y las ruinas del Faro de ese municipio también tuvieron efectos adversos visibles.

Ordena inspección

Horas antes de trasladarse a Guánica, la mandataria ordenó una inspección de las estructuras públicas.

“A este momento ya se habían revisado los puentes del área sur y las estructuras como escuelas. Vamos a volver a revisarlas, declaró. El enjambre de temblores inició el 28 de diciembre y desde entonces se han reportado 808 movimientos de los cuales 17 tuvieron una magnitud de 3.8 o más.

Loading...
Revisa el siguiente artículo