Así es el dron militar más letal que acabó con el general de Iran

La aeronave cuesta 30 millones de dólares

Por Alejandro Osorio

No fue necesario que ningún soldado o persona alguna ligada a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos estuviera cerca del aeropuerto de Bagdad, para que el Pentágono asesinara al general más poderoso de Irán, Qasen Soleimani. Esto gracias al dron militar más letal y efectivo de la potencia del norte.

Hablamos del MQ-9 Reaper, como lo denominó General Atomics (la firma que lo construyó) o también conocido como Predator B, como lo llama el Pentágono. Se trata de la "joya" de las aeronaves militares no tripuladas que posee el arsenal de Estados Unidos.

Este modelo tiene tal efectividad que es el encargado de las operaciones que buscan eliminar enemigos en ataque quirúrgicos, tal como en el que perdió la vida el general de los Guardianes de la Revolución. La fama de este asesino de los cielos le ha ganado el apoyo de "segador" entre los soldados estadounidenses.

Drone MQ-9 AP
Drone MQ-9 AP

General Atomics arremetió en el mercado de los drones militares en 1995 con el MQ-1 o Predator, una aeronave que resultó ser todo un éxito. La firma construyó 360 unidades ante la fuerte demanda de EEUU y otras naciones como Italia, Turquía y Marruecos.

Por esta fama, la milicia estadounidense no dudó en poner sus ojos en el MQ-9 o Predator B, pues se trata de una versión mejorada en casi todos los aspectos al MQ-1: tiene mayor autonomía, mayor tamaño, más capacidad para transportar armas y su tecnología de precisión permite misiones llamadas quirúrgicas.

Policía fuera de servicio detiene carjacking

El acto ocurrió en el centro comercial de Plaza Carolina.

Los números del Predator B

Em 2001 el Segador hizo su primer vuelo y en 2007 empezó a operar. En 2014 ya se habían construido 163 y se estima que en la actualidad, solo EEUU posee cerca de 330 unidades. Otras naciones que tienen al "asesino de los cielos" son el Reino Unido, Francia, Italia, España y Países Bajos, entre otros.

Drone MQ-9 AP
Drone MQ-9 La cabina de control de un MQ-9 / Getty Images

Estamos hablando de una aeronave militar no tripulada de 11 metros de largo con una extensión máxima entre sus alas de 20 metros. Tiene un peso 2.223 kilos y puede despegar con un peso total de 4.780 kilos. Su velocidad crucero fluctúa entre los 276 y 313 kilómetros por hora, mientras que en su máxima aceleración alcanza los 482 km/h.

Puede transportar cuatro misiles AGM-114 Helfire, con tecnología de guía por buscador de frecuencia de radar, con un valor de 110 millones de dólares cada uno. Esta arma aire-tierra apunta a destruir vehículos de combate. Se estima, de hecho, que fueron dos de estos misiles los que habrían sido disparados contra el transporte de Soleimani. El Pedator B también puede portar una serie de bombas.

Drone MQ-9 Getty Images

Para su conducción requiere dos personas: un piloto y un encargo de sistemas. Tiene una autonomía de vuelo de 14 horas y puede estar a 1.850 kilómetros de distancia de sus operadores. Para tener una idea, los pilotos podrían estar en Santiago y la aeronave estar operando entre Arica e Iquique.

Y el costo de esta "joya" es aproximadamente de 30 millones de dólares por unidades, pero General Atomics solo vende "paquetes" de 4 drones, que vienen además con estaciones de tierra, piezas de repuesto y equipo de apoyo, por valores que fluctúan entre 123 a 158 millones de dólares.

Loading...
Revisa el siguiente artículo