Una ninfa misteriosa llega al Condado

El nuevo restaurante empleará a 40 personas y fue remodelado por la empresa puertorriqueña F&R Construction

Por Aiola Virella

Una enorme, colorida y misteriosa ninfa se observa en la calle Vending del Condado. Su nombre es Lily, quien con sus embrujos encantadores busca inyectar vida a esa zona costera en el corazón turístico de San Juan.

El mural de la ninfa es obra de la artista puertorriqueña Mariselle Bernard, está ubicada en el antiguo hotel Atlantic Beach en vías de transformarse en el Tryst. La ninfa da la bienvenida al restaurante de playa Wicked Lily, que abre sus puertas hoy viernes y que es producto de la visión de los inversionistas residentes Chris Friedland, Ryan O’Donnell y Lori Bluett, junto a la chef puertorriqueña Érika Suárez.

¿Por qué Wicked Lily? “Los tres buscábamos un nombre que nos dijera Caribe, un Caribe hermoso, algo exótico, que fuera picante e intrigante y, a su vez, misterioso, así que creamos a Lily, y ella viene del mar, está llena de sorpresas y te observa. Ella es una fémina picante, que disfruta el ron, pero también toma whisky. Ella guarda tus secretos”, contó entusiasta Bluett junto a sus socios.

Los empresarios aseguran que el espacio, que llama la atención de inmediato de quienes caminan por la zona, viene a llenar una necesidad dentro de la oferta del Condado.

“La primera vez que vine a Puerto Rico, estaba en el Condado y caminé por la playa buscando algún lugar donde pudiese tomar algo mientras disfrutaba de la playa, y no había nada disponible. Vi este hotel y pensé que era una localización espectacular para una oferta de ese tipo. Luego, me mudé a Puerto Rico y le planteé a mis socios por qué no intentábamos comprar este hotel para tener esa oferta. Afortunadamente, Lori pudo negociar un acuerdo, y año y medio más tarde, hemos podido llevar el hotel a esa visión. Y aquí estamos”, comentó a Metro Friedland.

Mientras que su socia añade que crearon un ambiente diferente. “Locales y turistas pueden disfrutar de igual manera, pueden conocerse, compartir y disfrutar juntos, de forma que todo el mundo pueda enamorarse de Puerto Rico. Tratamos de inyectar energía, entusiasmo y que esta calle sea vibrante. No es solo un lugar fastuoso, sino un lugar donde nos podamos divertir, soltarnos y pasarla bien”, agregó Bluett.

Arte urbano

El arte urbano no solo recibe a los comensales, sino que está presente en toda la estructura.

Ya para el 14 de febrero, el hotel completo abre sus puertas bajo el nombre Tryst. Se trata de una hospedería boutique con 42 habitaciones. Este es uno de varios proyectos que los tres inversionistas trabajan en Puerto Rico luego de obtener los beneficios de las leyes 20-22.

Mientras, el restaurante ofrece desde hoy una experiencia culinaria de alta gama, pero en un ambiente relajado de playa. La chef Érika Suárez es el talento culinario creativo tras Wicked Lily. Graduada del Art Institute of Fort Lauderdale y chef ejecutiva certificada por la American Culinary Federation, su carrera floreciente se destaca por haber sido la primera chef ejecutiva femenina de Norwegian Cruise Line, así como de El Conquistador Resort en Puerto Rico. Ha colaborado con talentos de la gastronomía, como Jeffrey Zacharia, José Garcés, y Bartolo “Buddy” Valastro.  La cocina es ecléctica y se inspira en las gastronomías asiática, clásica estadounidense, francesa e italiana.

El mixólogo Frankie Díaz desarrolló un menú de cócteles que mezclan espíritus, licores, frutas, hierbas y especias frescas en combinaciones inesperadas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo