MBQ Pharma destaca adelantos

La transferencia tecnológica es el proceso mediante el cual se transfieren derechos de uso y comercialización de innovaciones científicas

Por Miladys Soto

Un nuevo tratamiento farmacológico para prevenir la metástasis en pacientes con cáncer está encaminado para lograr la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), informó ayer la primera biofarmacéutica puertorriqueña, MBQ Pharma.

El proceso podría culminar todas las etapas de aprobación del medicamento en desarrollo —denominado MBQ 167— aproximadamente para 2024.

Federico Goodsaid, CEO de MBQ Pharma, dijo que es la primera compañía biofarmacéutica fundada en Puerto Rico en desarrollar un descubrimiento que inició en el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

El caso de éxito de la empresa local se compartió en el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (FCTIPR) como parte de la celebración la Semana de Reconocimiento de Transferencia Tecnológica.

“Estamos muy orgullosos de que esto haya sido posible gracias a los investigadores e inventores locales y al apoyo de la Oficina de Transferencia de Tecnología del FCTIPR”, dijo Goodsaid.

Los investigadores del medicamento son los doctores Suranganie Dharmawardhane, Linette Castillo Pichardo, Cornelis Vlaar, y Eliud Hernández O’Farrill. Todos trabajan en el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.

Ley Bayh-Dole de 1980

El desarrollo de esta empresa local es posible en parte por la Ley Bayh-Dole, que permitió que las universidades retengan el título de los inventos y lideren los descubrimientos innovadores de patentes y licencias, se informó en comunicado de prensa.

La Oficina de Transferencia Tecnológica (TTO) detalló que esta ley expandió la transferencia de tecnología y promovió el proceso mediante el cual la investigación básica se transfiere a las empresas para su desarrollo y comercialización en productos que benefician a la sociedad.

David Gulley, director de la Oficina de Transferencia Tecnológica del FCTIPR, explicó que actualmente trabajan con la UPR, la Escuela de Medicina de Ponce, la Universidad Ana G. Méndez, y la Universidad Central del Caribe en diversas investigaciones.

“Estamos viviendo en la era de la innovación. En esta coyuntura, el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico es un agente catalítico, porque aglutina los recursos necesarios para proveer el apoyo estratégico para la investigación”, dijo por su parte el rector de esa institución, Segundo Rodríguez Quilichini.

Loading...
Revisa el siguiente artículo