Condicionan nuevos fondos de Medicaid para Puerto Rico

El gobierno debe cumplir con varios requisitos

Por Cybernews

Luego de seis meses de negociación, el Senado federal llegó a un acuerdo bipartita el viernes para financiar el programa de Medicaid en la Isla con $12 billones si el Gobierno cumple con varios requisitos.

En conferencia de prensa, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, la gobernadora Wanda Vázquez y el secretario de Salud, Rafael Rodríguez explicaron los detalles del acuerdo.

“Puerto Rico ha recibido por ley 55% de FMAP y un tope de $365 millones federales al año por la sección 1108. Luego del huracán, parte de mi estrategia fue traer a Puerto Rico a los miembros de Cámara y Senado para discutir el asunto el Medicad Cliff. Desde que juramenté en el pasado Congreso, mi prioridad ha sido la lucha y el acceso a los fondos de salud. Conseguimos detener el Medicaid Cliff del 2017 al obtener $295.9 millones, luego en el 2018 conseguimos una mayor asignación de fondos, $4,900 millones, para cubrir por los siguientes dos años Medicaid con un pareo de 100 por ciento FMAP siendo esta la primera vez que Puerto Rico alcanza esta asignación federal, lo que aseguró los recursos del gobierno para atender 1.1 millones de pacientes de Medicaid en la isla”, explicó la comisionada residente.

“Hoy, Puerto Rico ofrece solo 10 de los 17 de los programas de Medicaid por la falta de igualdad al ser un territorio. Sin este acuerdo bipartita en el Senado refrendado por el Presidente, la tarjeta de salud hubiera colapsado en los próximos 4 años y 680,000 pacientes hubieran visto tronchado su acceso a la salud y el resto hubieran visto sus beneficios reducidos. Esta es la importancia de este acuerdo”, expresó González Colón.

La comisionada advirtió que aunque la Cámara y el Senado están de acuerdo en cuanto a lo relacionado a Puerto Rico, esta propuesta está incluida dentro de una pieza legislativa que aún es muy controversial tanto para demócratas como para republicanos y es el proyecto de revisión de los costos de medicinas.

El proyecto de ley también incluye ciertos requisitos que se deben ejecutar para asegurar un buen manejo de fondos. Estos incluyen una auditoría independiente, establecer una persona a cargo de que se cumpla con lo estipulado, cumplir con la tasa de error de pago, hacer una reforma de contratación, tener un control de calidad en la elegibilidad de Medicaid y establecimiento de penalidades.

Según el acuerdo, la financiación para Puerto Rico en los próximos años fiscales (AF) sería para el AF 2020: $2,623,188,000; AF 2021: $2,719,072,000; AF2022: $ 2,812,610,000; y para el AF 2023: $2,914,331,000.

Del año fiscal 2020 hasta el año fiscal 2023 la financiación se incrementará en $200 millones si el Secretario de Salud certifica que el Plan Medicaid de Puerto Rico prevé el pago de servicios médicos ambulatorios a una tasa que no sea inferior al 70% de la tarifa de Medicare.

De igual forma, se aumenta la aportación federal que sería el porcentaje de asistencia médica federal (FMAP, por sus siglas en inglés) del 21 de diciembre de 2019 al 30 de septiembre de 2023 del 55% actual a un 76% también en los próximos 4 años.

Sobre la auditoría independiente: a más tardar de 6 meses, Puerto Rico seleccionará un ente independiente que llevará a cabo una auditoría del programa Medicaid de Puerto Rico para el año fiscal 2222 y el año fiscal 2023. Dicha auditoría incluirá un examen de cualquier parte del programa de Medicaid (como protocolos de contratación, denegaciones de atención y gestión financiera) que el ente independiente determine que tiene un alto riesgo de derroche, fraude o abuso.

Si Puerto Rico no selecciona a un ente independiente para llevar a cabo la auditoría en la fecha especificada en dicha cláusula, habrá una penalidad en donde los montos especificados para Puerto Rico para los años fiscales 2022 y 2023 se reducirán en $ 50,000,000 por cada año.

Al finalizar la auditoría, el ente independiente deberá presentar un informe que contenga los resultados de la auditoría al Congreso, al Gobernador (a) de Puerto Rico y al Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Si el ente independiente notifica al Inspector General acerca de áreas que el ente independiente ha identificado como de alto riesgo de derroche, fraude y abuso, el Inspector General llevará a cabo, periódicamente, auditorías del programa Medicaid hasta que él determine que Puerto Rico ha tomado medidas razonables y apropiadas para abordar esas áreas de alto riesgo.

A más tardar 6 meses después de la fecha de promulgación de la ley, la agencia responsable de la administración del programa Medicaid de Puerto Rico designará a un funcionario (que no sea el director de dicha agencia) para que actúe como el Líder de Integridad del Programa para tal programa.

A más tardar 12 meses después de la fecha de promulgación, Puerto Rico publicará un plan, desarrollado por Puerto Rico en coordinación y aprobado por CMS, sobre cómo desarrollará medidas para satisfacer la tasa de error de pago requisitos de medición (PERM), incluyendo puntos de referencia anuales y auditorías programadas para dicho cumplimiento. De la misma forma se deberá confeccionar un plan para cumplir con el control de calidad de elegibilidad de Medicaid (MEQC ) requisitos.

A más tardar el 1 de octubre de 2020, Puerto Rico publicará un plan de reforma de contratación para combatir los contratos fraudulentos, inútiles o abusivos bajo el programa Medicaid de Puerto Rico.

Si Puerto Rico no cumple con estos requisitos o cumple con los términos de dicho plan, el FMAP para dicho trimestre se reducirá en una cantidad de puntos porcentuales (que no exceda los 5 puntos porcentuales con respecto a cada falla) igual a 0.5 puntos porcentuales por cada trimestre fiscal durante el período en que Puerto Rico no haya cumplido con tal requisito o no haya cumplido con los términos de dicho plan. A menos que circunstancias atenuantes en las que las relaciones públicas puedan demostrar que ha realizado progresos objetivamente razonables para cumplir el plazo y ha presentado una solicitud de excepción oportuna
Los fondos del programa de asignación mejorada están incluidos en el límite, tal y como ocurre en la actualidad.

Se requieren informes anuales al Congreso sobre como la isla ha utilizado los fondos adicionales para aumentar los pagos a los proveedores de atención médica; aumentar los beneficios cubiertos; ampliar las redes de proveedores de atención médica; o mejorar de cualquier otra manera la ejecución de dicho plan.

A más tardar el 1 de enero de 2022, el HHS realizará una revisión técnica de los procesos de audiencias y apelaciones disponibles para las personas que solicitan o reciben beneficios bajo el programa Medicaid de Puerto Rico y los procesos de audiencias y apelaciones disponible para los proveedores que participan en dicho programa para garantizar que dichos procesos cumplan con todos los requisitos aplicables.

A más tardar un año después de la fecha de promulgación, el Inspector General desarrollará y presentará al Congreso un informe que identifique los pagos realizados bajo el programa Medicaid de Puerto Rico a las organizaciones de atención administrada que el Inspector General determine que tienen un alto riesgo de derroche, fraude, o abuso; y un plan para auditar e investigar dichos pagos.

Puerto Rico establecerá y mantendrá un sistema para rastrear cualquier cantidad que el gobierno federal asigne a la isla con respecto al plan estatal de Puerto Rico (o una exención de dicho plan).

Además, el gobierno estatal deberá, previa solicitud, presentar a CMS toda la documentación solicitada con respecto a los contratos adjudicados en virtud del plan estatal de Puerto Rico.

A partir de los 12 meses posteriores a la fecha de promulgación de esta subsección, Puerto Rico comenzará a informar al CMS sobre todas las medidas incluidas en el cuadro de mandos de Medicaid y CHIP desarrollado por el CMS.

Loading...
Revisa el siguiente artículo