Rapero desata escándalo por obligar a su hija a someterse a “prueba de virginidad"

T.I. se disculpó con su hija y abrió una fuerte discusión en Nueva York.

Por Nathaly Lepe/ AP

Mientras desde Chile la intervención de Las Tesis ha nuevamente puesto el tema de la violencia contra la mujer en la discusión mundial, en Estados Unidos, la particular declaración del rapero T.I. ha dado que hablar por el mismo motivo.

Y todo porque en noviembre pasado, el músico asegurara que acompaña a su hija Deyjah Harris, de 18 años, al ginecólogo para "revisar su himen" una vez al año.

En sus polémicas declaraciones, T.I. incluso alabó al doctor que realiza el examen porque "me entrega los resultados rápidamente", provocando que activistas y legisladores salieran a cuestionar porqué somete a su hija a un examen de este tipo, que perpetua la violencia contra la mujer.

Era una broma

Tras la molestia que generaron sus declaraciones, el rapero T.I. decidió responder y señalar que estaba bromeando cuando dijo que acude al ginecólogo con su hija para asegurarse de que su himen esté "aún intacto".

El artista decidió referirse el tema en el programa de Jada Pinkett-Smith “Red Table Talk”, donde además se disculpó con su hija.

“Empecé a adornar y exagerar, y creo que mucha gente se lo tomó extremadamente literal”, explicó T.I. en la oportunidad.

Prohibir la prueba

Las declaraciones de T.I. fueron emitidas en el podcast "Ladies Like Us" donde reveló que fue al ginecólogo con su hija cuando ésta tenía 15 y 16 años, no 18, y que en ambos casos también estuvo presente la madre de la joven.

Pero el tema no quedó allí porque legisladores del estado de Nueva York presentaron un proyecto de ley para impedir que signa realizándose estos exámenes ginecológicos comúnmente llamados "pruebas de virginidad".

Al respecto, la legisladora demócrata Michaelle Solages, dijo a BBC que "los comentarios de T.I. y el examen que le hace a su hija son inaceptables. Envía un mensaje de que las mujeres son una propiedad y eso está mal".

Por su parte, la secretaria del gobernador de Nueva York y presidenta del Consejo de Estado sobre Mujeres y Niñas, Melissa DeRosa, manifestó al mismo medio que "esta práctica, como se describe, es inquietante, no tiene un valor médico real y no debería ser una opción en este estado, ni en ningún otro".

Loading...
Revisa el siguiente artículo