Fomenta tecnología en población con síndrome Down

Educadora en tecnología se une a Microsoft para desarrollar cursos gratuitos de tecnología a jóvenes y adultos con síndrome Down

Por Harry Rodríguez Caraballo

Más allá de tener habilidades para trabajos de tareas repetitivas o sencillas, las personas con síndrome Down tienen el potencial de desarrollar destrezas profesionales de tecnología que los ayuden a ubicarse en empleos con buena remuneración.

Y así lo ha demostrado la educadora experta en tecnología Viviane Michelle Fournier Cruz, a través de un proyecto educativo que desarrolló en alianza con la multinacional de tecnología Microsoft y la Fundación de Síndrome Down para ofrecer herramientas de conocimiento tecnológico a adultos con esta afección.

“Estos estudiantes tienen la capacidad de trabajar con tecnología y pueden utilizar esas capacidades y destrezas para la vida laboral. Esa es la idea, que se pueda crear y fomentar un currículo de tecnología para que ellos puedan integrarse al mundo laboral utilizando estas destrezas”, dijo en entrevista con Metro, la educadora que lleva más de 15 años dedicándose a enseñar sobre tecnología a personas de todas las edades.

Expuso que, con esta iniciativa, buscaba el desarrollo de destrezas con programas de computadoras, ya que la mayoría de los servicios de terapias que recibe esta población son dirigidos a destrezas de vida independiente que no se acercan al uso de tecnología. “El currículo (tradicional) está diseñado para ubicarlos en trabajos de menor remuneración económica, o que no requieren destrezas profesionales”, lamentó Fournier Cruz al exponer que investigaciones revelan que con educación de tecnología sí pueden desarrollar estas destrezas.

“Aquí en Puerto Rico no existe un currículo per se. Hay algunas clases en rehabilitación vocacional, pero un currículo enfocado en desarrollo de destrezas tecnológicas para que se puedan ubicar en trabajos profesionales; de oficina, no hemos visto”, declaró la maestra que trabajó por 15 años en Robinson School, donde implementó el Showcase School de Microsoft, que es una iniciativa para ofrecer educación de parte de la empresa, y ahora trabaja para Alipine Health Technologies,   donde ofrece adiestramientos y entrenamientos sobre tecnología.

A juicio de la docente, la tecnología de Microsoft le ha proporcionado facilidad, pues ofrece muchas herramientas de accesibilidad y acorde consus necesidades.

 

Te podría interesar…

Celebra en familia su cumpleaños 27 Javier Baez

"El mago" compartió la imagen a través de Twitter

La idea surgió luego de hacer su tesis doctoral del Programa de Educación Especial, donde trabajó con una muestra de niños y jóvenes de la Fundación Puertorriqueña de Síndrome Down y Coderi, que atiende a niños con discapacidad intelectual leve. Tan solo la Fundación atiende anualmente a 250 niños y jóvenes.

“Sentía la necesidad de que quería trabajar con esta población y, de alguna manera, contribuir… Así fue como comencé a dar clases de computadoras en Microsoft Store”, relató.

La tienda le proveyó las laptops, el espacio y un empleado la asistió durante los cursos a los seis estudiantes de entre 21 a 35 años. Se ofrecieron cinco clases de PowerPoint en que crearon una presentación tipo autobiografía, buscaron información en internet y aprendieron a usar un pendrive. Mientras, en otras cinco clases de OneNote utilizaron la función Ink to Shape, que reconoce los trazos y los convierte en figuras, así como la herramienta de Researcher y Learning Tools, donde podían buscar información de forma visual. Le sorprendió que todos querían buscar información del cantante Daddy Yankee.

“Ambos son programas bien visuales, así que yo quería algo que les ayudara a reforzar el área visual, en donde ellos son muy buenos”, explicó.

La maestra enfatizó en las capacidades de cada uno de los estudiantes al mencionar que uno baila profesionalmente, otra de las estudiantes pinta y a otra le gusta cantar. “Todos tienen unas capacidades y unos talentos maravillosos”. Un momento que quedó grabado en su memoria fue el día de la presentación final, cuando una de las estudiantes quiso cantar en un karaoke y, pese a sus dificultades del habla, “se robó el show”.

Además, de este primer grupo, ya atendió un segundo de seis alumnos a los que les ofreció cinco clases sobre la aplicación Photos, de Microsoft.

“He seguido con la Fundación ayudando por que mi tesis doctoral es dirigida específicamente al uso de la tecnología para estudiantes con discapacidad intelectual leve”, destacó.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo