Ciencias Médicas rechaza privatización del Recinto

Reaccionan a expresiones de Rossana López

Por Metro Puerto Rico

El Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) negó hoy categóricamente que el objetivo del proyecto de Ley 1430 sea la privatización del RCM.

Según una comunicación del RCM, la legislación favorecida expone que ninguno de los mecanismos establecidos podrá permitir la intervención de entidades privadas o gubernamentales ajenas a la Universidad de Puerto Rico, en la determinación de aquellos asuntos académicos, gerenciales u operacionales de los programas o servicios contemplados en la presente Ley.

 “Una lectura integral y correcta de la legislación permite concluir que su intención y propósito es fortalecer y ampliar la función educativa y de salud de nuestro Recinto, preservando su función pública. Asimismo, para que no haya ninguna duda al respecto, favorecemos que el lenguaje final de la legislación considerada, deje claramente establecido el rol público de nuestro Recinto y la preservación de la función pública de nuestros programas. Este Proyecto fortalece y da certeza al marco legal de los residentes y médicos que sirven como columna vertebral del Centro Médico, en áreas críticas como trauma, neurocirugía, emergencias y otras áreas que ninguna otra entidad privada ofrece a favor de la población. Lamento que las personas que han divulgado esta desinformación y contenido de forma errada no se hayan comunicado conmigo para poder clarificar cualquier duda relativa a este proyecto que busca allegar fondos adicionales al Recinto”, expresó el Dr. Segundo Rodríguez Quilichini, Rector del RCM.

Las expresiones surgen luego de que la senadora Rossana López León alegara que el proyecto tenía como propósito privatizar el Recinto.

Esta legislación armoniza los programas del estado de derecho actual a la Ley Orgánica de la Universidad de Puerto Rico. A la vez que provee un marco de flexibilidad y mecanismos para que el Recinto esté en mejor posición de allegar más recursos para dar continuidad a sus servicios, preservando su rol como entidad del Estado, a favor de los sectores más desventajados y del acceso a una educación de la más alta calidad.

 “El espíritu de este proyecto lo que busca es flexibilizar y agilizar procesos en el RCM. Esto, dentro de los márgenes de la actual reglamentación de la UPR. No sé si las personas que están atacando este proyecto lo han leído. Lo que se está haciendo es permitir al RCM a crear oportunidades que viabilicen recibir fondos nuevos para compensar la merma de ingresos que hemos tenido en los pasados años y que continuarán, como resultado de la crisis económica que vive el país. El proyecto busca garantizar que el RCM continúe ofreciendo el servicio de excelencia que le brinda a Puerto Rico actualmente. Honestamente, le recomiendo a las personas que están criticando el proyecto que lo lean con detenimiento y sin apasionamientos”, expuso el Dr. Agustín Rodríguez, Decano de la Escuela de Medicina del RCM.

El proyecto impulsa la promoción de programas de práctica médica intramural, el recibo de activos y recursos nuevos para el Recinto a través de nuevas fuentes y la identificación de nuevos mecanismos y fondos para dar continuidad y expandir los servicios de la institución educativa.

“La Universidad de Puerto Rico actualmente tiene mecanismos para contratar con empresas públicas y privadas, al igual que puede crear corporaciones. Uno de los propósitos de este proyecto es aumentar los ingresos del RCM. Esto, a través de mecanismos ya existentes en la Escuela de Medicina, los cuales han sido exitosos. En el caso de la Escuela Graduada de Salud Pública, estos mecanismos no existen y serían positivos para aumentar los ingresos que reciben por investigación con las empresas privadas. Cabe señalar que la empresa privada es vital en el área de salud para nosotros, ya que en la prestación de servicios de salud, la mayoría de las facilidades son privadas y actualmente atienden a nuestros estudiantes. Nosotros hemos perdido oportunidades de ingresos al no tener este mecanismo. Los acuerdos colaborativos con entidades privadas y públicas son necesarios para el ofrecimiento exitoso de los programas académicos de todas las escuelas del RCM”, explicó Dharma Vázquez, Decana de la Escuela Graduada de Salud Pública (EGSP).

 El proyecto, -antes conocido como el Proyecto 2223-, ha sido presentado ante el Senado Académico del RCM.

 “En momentos donde el RCM y sus programas académicos presentan tantos retos económicos y requisitos de acreditación este proyecto lo que busca es flexibilizar y agilizar la obtención de fondos del tercer sector, dándole apoyo a los programas académicos de manera que puedan encarar los retos económicos que exigen los procesos de acreditación. Este proyecto bajo ningún concepto vislumbra ni pretende alterar la estructura pública del Recinto de Ciencias Médicas”, concluyó el Dr. Jorge Falcón, Decano Asociado de Educación Médica Graduada del RCM de la UPR.

Loading...
Revisa el siguiente artículo