Masacran a familia mormona estadounidense en México

Nueve personas fueron asesinadas, entre ellas seis niños, el lunes en un violento ataque contra miembros de la comunidad mormona estadounidense asentada en el norte de México

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Tragedia en México. Nueve personas, entre ellas seis niños, todas miembros de la comunidad mormona estadounidense asentada en el norte de México desde hace más de un siglo, fueron asesinadas el lunes en un ataque armado perpetrado presuntamente por el crimen organizado.

En conferencia de prensa la mañana de este martes, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México, explicó que el incidente ocurrió cuando las víctimas viajaban en caravana desde el poblado de Bavispe, Sonora, hacia Las MorasChihuahua, para recoger a un familiar en el aeropuerto.

Según declaraciones de familiares de los fallecidos a la que tuvo acceso el medio El Universal, el grupo viajaba en dos vehículos distintos, pero durante el trayecto la camioneta que manejaba Rhonita Miller LeBarón sufrió un desperfecto mecánico.

El segundo auto de la caravana decidió entonces regresar a Bavispe para traer otro vehículo, y así poder completar juntos el camino hasta Chihuahua.

Rhonita y sus cuatro hijos (dos gemelos de seis meses de edad y otros dos menores, de 8 y 10 años, respectivamente) esperaron en el interior de la camioneta averiada.

Cuando la familia regresó al lugar, encontraron el auto de Rhonita envuelto en llamas, y la hallaron a ella y a sus hijos calcinados.

En ese momento, hombre armados abrieron fuego contra la familia.

Las dos mujeres que viajaban en el convoy, Christina Lagford y Dawna Langford Ray, trataron, sin éxito, huir del lugar junto a sus hijos. Tanto Christina como Dawna, así como otros dos menores, murieron en el tiroteo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó en rueda de prensa que, en total, el ataque dejó nueve muertos: tres mujeres (Rhonita Miller LeBarón; Christina Lagford y Dawna Langford Ray) y seis niños.

Además, el secretario Durazo señaló que hay otros seis menores heridos, y uno cuyo paradero se desconoce.

Durazo apuntó que el convoy "pudo ser atacado por una confusión de grupos antagónicos" que se disputan la zona.

"Fue una masacre"

"Mi prima Rhonita iba por su esposo al aeropuerto en Phoenix (Estados Unidos). Los emboscaron, le dispararon a la camioneta y los quemaron a ella y a sus cuatro niños (…). Fue una masacre", dijo a medios mexicanos Julián LeBarón, líder de la comunidad mormona y familiar de las víctimas.

Pudo ser un "fuego cruzado o un error; no sabemos cuál es la causa", añadió LeBarón, quien, no obstante, reconoció que la comunidad había sido blanco recientemente de amenazas.

Por su parte, Lafe Langford Jr., otro miembro de la familia, compartió en redes sociales un video del vehículo calcinado y escribió:

"Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y Estados Unidos, mientras estamos bajo el ataque de los carteles".

"Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día… Necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero pueda presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy", agregó.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó en Twitter que, a través de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz en Sonora, se movilizó a las autoridades para dar seguimiento a las denuncias por lo ocurrido.

El fiscal general, César Peniche Espejel, anunció un operativo por parte de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Loading...
Revisa el siguiente artículo