Senador republicano ve el camino complicado para la estadidad

Don Young ha sido por largo tiempo uno de los principales aliados en el Congreso de los estadistas

Por Manuel Guillama Capella

El escenario para que un proyecto de estadidad, como el que presentó la comisionada residente Jenniffer González la pasada semana, avance en el Congreso “siempre es complicado”, admitió el senador por Alaska Don Young, quien por décadas ha sido uno de los principales aliados de los estadistas en el Capitolio federal.

“Yo vengo de Alaska, el penúltimo estado creado, y enfrentamos muchos de los mismos argumentos que ahora enfrenta Puerto Rico. Pero soy un gran proponente de la estadidad y reconozco que muchos de los problemas que tiene Puerto Rico no existirían si fuera un estado”, dijo el senador republicano.

“Es muy sencillo: tendrían dos senadores y siete congresistas. Soy un gran partidario de la estadidad. Es difícil de entender para mucha gente que no está aquí. Pero ustedes son americanos, tienen derechos como americanos aunque no tienen la representación ni la fuerza que podrían a través del voto que deberían tener acorde con su población”, agregó Young esta tarde a la prensa local, luego de una breve reunión en La Fortaleza con la gobernadora Wanda Vázquez.

Según el legislador federal, el propósito principal de su visita a Puerto Rico fue auscultar de qué manera puede ayudar a agilizar el desembolso de fondos de recuperación que agencias como el Departamento de Vivienda estadounidense han retenido incluso más allá de los términos establecidos por ley.

“La razón por la que el dinero no ha fluido es OMB (Oficina de Gerencia y Presupuesto de Casa Blanca). Yo diría que había una especie de pozo contaminado con el anterior gobernador (Ricardo Rosselló). La gente que tenía el control del dinero estaba reticente a cumplir con la obligación tan rápido como podían”, afirmó Young.

Hasta el momento, el gobierno de Puerto Rico solo tiene acceso a unos $1,500 millones de casi $20,000 millones que el Congreso ha asignado en fondos de recuperación tras desastres (CDBG-DR) por los estragos causados por los huracanes Irma y María. Asimismo, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias ha acordado con el gobierno local los costos de una ínfima parte de los miles de proyectos de recuperación que se financiarán bajo la sección 428 de la Ley Stafford.

Young no quiso atribuir los retrasos a las acusaciones de corrupción que enfrentan exfuncionarios del gobierno puertorriqueño.

“No tengo idea (de a qué se debe la lentitud). Solo sé que el sentir (hacia Puerto Rico) en OMB y la Casa Blanca no ha sido muy positivo. Creo que es mejor ahora que la gobernadora ha tenido la oportunidad de hablar con (personal) de OMB. Creo que estamos progresando”, sostuvo Young, al afirmar que intentará establecer “algo de comunicación” con el ejecutivo federal, con el objetivo de acelerar el desembolso de fondos, en particular los CDBG-DR.

Loading...
Revisa el siguiente artículo