Opinión: Al otro lado de la valla

Lea la opinión de la licenciada Alexandra Lúgaro

Por Alexandra Lúgaro

Hace menos de dos semanas, Aníbal José Torres, presidente del Partido Popular Democrático (PPD), en múltiples apariciones institucionales y mediáticas, repetía con la misma intensidad con la que Ricardo Rosselló repitió “ruta” y “plan” durante su campaña, que “el PPD había aprendido mucho del Verano de 2019”. Con ello, hablaba sobre cómo se transformaría su partido para gobernar con un propósito colectivo y no partidista y para alcanzar consensos entre fuerzas políticas.

Una y otra vez, destacó cómo el PPD para ganar debía responder a cuatro nuevos principios: abrir sus puertas, modernizar su estructura para hacerla más inclusiva y participativa, incentivar la diversidad y tener una sintonía permanente con el pueblo.

Siete días después, como ladrón en la noche y pensando que en Puerto Rico nos comunicamos con palomas o señales de humo, el partido que preside solicitaba a la Comisión Estatal de Elecciones acceso a los nombres de los votantes que le hubiesen firmado endosos al Movimiento Victoria Ciudadana o al Partido Independentista Puertorriqueño. Ello, dizque para asegurarse de que ninguno de sus candidatos o candidatas lo haya hecho. Con esta acción, el PPD mató de un tiro los cuatro principios a los que se comprometieron a adherirse una semana antes, buscando cerrarles las puertas a quienes ejercieron su derecho a endosar nuevas opciones electorales y demostrando su clara incapacidad para transformar su estructura excluyente y poco participativa para incentivar la diversidad y para mantenerse en sintonía con la gente.

El mismo grupo que cada cuatro años vuelve con la cantaleta de que “esta vez, sí seremos distintos”, ante la inseguridad que siente de poder retener incluso a los suyos, ha optado por exigirles un pacto de lealtad ciega firmado con sangre; o en su defecto, “carpetearlos”, coartarles sus derechos y tomar acciones en su contra.

Al menos, el presidente del PPD no nos mintió cuando expresó cuánto aprendieron del Verano de 2019. Lo que olvidó mencionar fue que lo aprendido no vino del lado del pueblo, sino de quienes estaban… al otro lado de la valla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo