Niña boricua deja un importante legado para erradicar el bullying

En octubre, Mes Nacional de Prevención Sobre el Acoso, repite el evento Halloween Fest en Condado por una buena causa

Por Lynet Santiago Túa

Por séptima ocasión, la avenida Ashford en Condado será intervenida por niños y niñas que junto a sus familiares disfrutarán del Halloween Fest a beneficio de la Fundación Chicas By Alejandra, una organización sin fines de lucro que trabaja con una plataforma de valores en contra del bullying.

La fundación surgió de la mente creativa de Alejandra Sofia Leizán Ryan, que desafortunadamente trascendió a los nueve años de edad, a consecuencia del resultado de una malformación genética. La niña sufrió una aneurisma cerebral súbita que le arrebató la vida.

No obstante, la niña dejó un plan de trabajo para erradicar el acoso en todas sus manifestaciones, así nace Chicas By Alejandra que trabaja precisamente con la base que la pequeña dejó como legado.

Curiosamente ella no era objeto de acoso, ni de intimidación en su entorno. Las que experimentaron acoso fueron sus primas hermanas, una de ellas un caso severo que se extendió por seis años. Fue precisamente en su velatorio que sus familiares se enteraron de todas las cosas que ella hizo para ayudar a otros niños.

"La fundación se estableció en el 2016 con el legado de vida y los buenos valores que comenzó mi sobrina. Ale era una joven espectacular, bien talentosa y utilizaba su talento artístico para concienciar en contra del bullying y las injusticias. Desde pequeña ella era bien espiritual y estaba bien consciente de la importancia de ayudar a sus semejantes, de servir, de hacer el bien y de tener empatía”, relató su tía Frances Ryan, presidenta de la Fundación Chicas By Alejandra.

Alejandra Sofía pintaba estampas de la cultura puertorriqueña. Pero los episodios de bullying la llevaron a pintar rostros de niñas bien diferentes, con características bien particulares. A cada chica le dio un perfil, personalidad y unas características muy representativas de lo que ella entendía que tenía cada chica.

“Lo hizo con la intención de llamar la atención a la diversidad. Como un grito de aceptación a través de la pintura. Fue un llamado de amor, el valor más importante de entre todos los valores. Alejandra vivió 9 años y 10 meses antes de fallecer en septiembre del 2015, pero ella tuvo una vida más plena que muchas personas que llegan a una vida adulta”, relató Ryan.

A su corta edad la niña logró hacer dos exhibiciones de arte con sus obras y estableció las guías de cómo iba a utilizar su arte para beneficiar a personas desaventajadas y sobre todo para erradicar el bullying. "Ella logró escoger las organizaciones que quería apoyar como el Hogar de Niñas Teresa Toda de Río Grande, y delineó con cartas y videos cómo quería lograr su objetivo. Dejó muchas pinturas y cartas las cuales nos siguen sirviendo de norte en el trabajo que hacemos. Básicamente lo que hemos hecho es continuar el trabajo que ella bajo el formato de una fundación. Desde que ella falleció hasta el día de hoy, no hemos tenido que inventar nada nuevo. Todavía estamos utilizando el taller que ella dejó bien plasmado”, aseguró.

Alejandra era una niña feliz, muy amada.

“Uno de los programas de la fundación es la plataforma de Valores en Acción. Esos valores son los que mejor describen a Alejandra como ser humano y los que conforman la base de nuestra fundación. Mucho del trabajo que ella hizo en vida, nos enteramos después de su muerte, porque mucha gente fue al funeral para darnos el pésame, la bendición y para darnos las gracias por lo que Alejandra había hecho por sus hijos. Ella siempre se encargó de hacer lo que ella entendía era lo correcto y lo justo”, profundizó.

Uno de los testimonios más bonitos sucedió durante su año académico justo antes de fallecer, según narró su tía.

"Sabíamos que a ella le encantaba ir a la escuela y tenía excelentes notas porque era brillante, pero no entendíamos por qué siempre quería llegar bien temprano al plantel escolar. Por las mañanas apuraba a su padre", contó.

Luego supieron que Alejandra Sofía llegaba temprano porque agarraba a su amiguita de la mano para entrar juntas a la escuela, para que no le hicieran bullying a esa niña. Sus padres se enteraron de lo que hacía para proteger a su amiga durante el velatorio.

Como parte de los esfuerzos de la fundación se hizo un estudio de la Generación Z, según los datos proporcionados la generación más impactada por el bullying.

“Más del 55% de los estudiantes cuando se preparan para ir a la escuela, su mayor preocupación es el bullying. Esto representa más de cinco estudiantes de cada diez. Esto es bien significativo”, alertó.

Halloween Fest el 31 de octubre en la avenida Ashford en Condado

“Halloween tiene su connotación comercial pero nosotros lo vemos como una oportunidad para concienciar a las personas, para que el bullying no sea el terror en las escuelas. También aprovechamos para trabajar la plataforma de valores y dar talleres de capacitación y prevención. Ofrecemos también charlas motivacionales para llevar un elemento de inspiración y llevar el ejemplo de Alejandra que seguirá inspirando las vidas”, destacó Ryan.

El Halloween Fest convoca a los padres a disfrutar con sus hijos el tradicional trick or treat de forma segura, en un recorrido por los negocios de Condado hasta llegar al salón Las Nereidas en el hotel La Concha, donde habrá entretenimiento en vivo para los pequeños con la animación de la banda infantil Atención Atención. También habrá golosinas para los niños e inflables, entre otras sorpresas.

El punto de encuentro será en La Galería Condado frente de Saint John’s School, a las 4:30 p. m.

Para más información o reservar espacio puede comunicarse con Viviane Negrón 787-342-1228 y Eva Gadea 787-632-9992.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo